Niña de 13 años transmite su propia violación en vivo a través de Facebook



Dicen que un padre es capaz de dar la vida por sus hijos, sin embargo, hay hombres que sencillamente no merecen ni siquiera ser llamados padres, tal es el caso de Alejandro, un hombre que aprovechándose de su fuerza y condición, cometió las bajezas más grandes con Mariana, su hijastra de 13 años.

Lucía (la madre de Mariana), conoció a Alejandro cuando Mariana tenía apenas 3 meses de edad. Aunque al principio le causaba mucha desconfianza por el reciente engaño de su ex pareja, finalmente, después de 8 meses de relación Mariana decidió irse a vivir con Alejandro y formar junto a él una nueva familia.


6 años después nació Ignacio, fruto de ese enorme “amor” que existía entre la pareja.

Todo parecía ir mejor que nunca en la vida de Lucía; Alejandro era un hombre intachable y nada le faltaba a sus hijos, sin embargo, poco tiempo después la situación económica comenzó a verse tan afectada que Alejandro perdió su empleo y ella tuvo que comenzar a trabajar largas jornadas.

Durante varios meses Lucía empezó a notar cambios en la actitud de Mariana, hasta que finalmente y luego de insistir mucho para que su hija le dijera lo que estaba sucediendo, Mariana rompió el silencio y le confesó a su madre los constantes abusos de los que era víctima por parte de su padrastro. Consternada y con la creencia de que todo era un invento de Mariana producto de la rebeldía por su edad, Lucía decidió ignorarla y creer que todo era un invento, sin embargo, el sufrimiento de la pequeña chica de 12 años no parecía acabar…

El tiempo siguió pasando, hasta que 7 meses después y con la única intención de acabar con ese martirio, Mariana decidió colocar su celular justo antes de que su padrastro entrara a la habitación como todas las mañanas…


Todo parecía un día normal, Lucía se levantó muy temprano, arregló a Ignacio y salió como de costumbre junto a su hijo para llevarlo a la escuela y después irse a trabajar como lo hacia todos los días. Llena de asco y vergüenza por lo que sabía que iba a pasar, pero decidida a que todos le creyeran de una vez por todas, Mariana comenzó a transmitir a través de Facebook live desde su habitación… Nada pasaba, pero de repente, ciento de personas comenzaron a ser testigos del momento justo en que Alejandro entró a la habitación de Mariana y como un loco se abalanzó contra ella. En medio de gritos y jaloneos Mariana le suplicaba a su padrastro que parara, pero lejos de que eso sucediera, Alejandro parecía una bestia sedienta de más y más. En cuestión de segundos, Alejandro despojó a su hijastra de su ropa y comenzó a PЭNЭTЯ4ЯL4 una y otra vez.

Los usuarios estaban impactados por lo que estaban presenciando, los comentarios de confusión llovían pero nadie hacia nada, hasta que Sonia, la madre de una de las compañeritas de Mariana llamó a la policía y le informó lo que estaba sucediendo. Como era de esperarse y con semejante prueba, la policía fue de inmediato hasta la casa de Mariana en donde sin oponer resistencia, Alejandro fue arrestado sin tener idea de lo que pasaba.

Actualmente Mariana e Ignacio se encuentran bajo el cuidado del DIF Estatal, mientras su madre enfrenta cargos por complicidad.

Esta es una más de las miles de historias que suceden a diario en nuestro País. No permitamos que esto siga sucediendo, nuestro deber es proteger a nuestros hijos, escuchémoslos y juntos acabemos con estos delincuentes disfrazados de ovejas.



Recomendados

BADABUN te recomienda