La escalofriante razón por qué antes de morir vemos a familiares difuntos


La muerte es algo inevitable, nos llega a todos y a veces sin avisar. Es un evento tan misterioso del que conocemos tan poco. Algunas creencias populares nos han establecido, que momentos antes de partir, vemos en nuestra memoria unas imágenes que nos recuerdan toda nuestra vida, e incluso, que se nos presentan nuestros familiares más cercanos.


Conoce este testimonio acerca de las personas que dicen ver a sus seres queridos que ya pasaron a la otra vida. 

La búsqueda por entender qué es lo que las personas a punto de partir veían, empezó cuando mi madre fue diagnosticada con cáncer y le pronosticaron un mes de vida. Quise conocer las etapas por las que iba a pasar, y saber qué hacer para estar ahí de la mejor manera para ella. 

Una de las cosas que leí en la investigación, fue que las personas terminales tienen la oportunidad de ver a sus familiares caídos. Algunas religiones del mundo dicen que esto es imposible; sin embargo, muchos testimonios de personas con experiencias muy cercanas a morir, y de personas en su lecho muerte, dicen haber visto a todos sus seres más queridos pasar por sus ojos en un instante. 



La respuesta lógica y científica de este fenómeno, dice que la falta de consumo de oxígeno y las medicinas con las que son tratados, ocasionan este tipo de alucinaciones en el cerebro del paciente.

Cuando mi madre se acercaba a su último día de vida, yo quería saber cómo se sentía y que es lo que ella veía. Siempre tratando de buscar la manera de ayudarla. Un día antes de su último respiro, decidí preguntarle… 

Primero me quise asegurar de que atendiera lo que yo le preguntaba; le dije que la amaba y ella levanto las cejas afirmando, como respuesta de que me escuchaba. Después le conté una historia chistosa que nos había pasado a mi hermana y a mí y ella movió la comisura de su boca hacia arriba, sonrió… Yo sabía que me estaba escuchando. 

Primero le pedí permiso para hacerle unas preguntas serias; ella abrió sus ojos completamente y volteó su cabeza hacía mí. 

Le pregunté si veía a alguno de nuestros familiares muertos en el cuarto; negó con la cabeza.

Después le pregunté si veía a su papá o a su mamá cerca de ella; negó de nuevo.

Finalmente decidí preguntarle por mi papá (había muerto cuando tenía 10 años), le pregunté si estaba en el cuarto con ella; esta vez respondió con la cabeza, pero diciendo que sí…

Yo me emocioné tanto que comencé a preguntarle si mi papá estaba en el cuarto con nosotros, que si me podía ver. Cuando ella quiso articular palabras, simplemente no salieron de su boca. Por lo que no insistí más y la dejé descansar…


Al siguiente día, por la tarde, mi madre ya estaba en un lugar diferente. Físicamente viva y en el cuarto, pero no respondía preguntas a ningún miembro de la familia, ni siquiera parecía escucharlos. Su atención se fijaba en un punto de la habitación con el que parecía estar teniendo una conversación… ¿Mi padre quizá? 

Mi madre comenzó a hacer una especia de sonidos con la garganta y algunos otros con la boca, parecía estar diciendo que no, o peleando por algo. Parece que fue una batalla que tuvo contra algo que no podíamos ver ni presenciar. 

Durante unos 3 minutos se mantuvo con una conducta agitada, como tratando de entender lo que le habían dicho, o comprender la situación por la que estaba pasando… Después de unos segundos de silencio, su cuerpo se contrajo, sus cejas y su cara se encogieron; dejó de respirar… el alma de mi madre había abandonado su cuerpo. 

Todo parecía que mi madre fue visitada en su último día por un ser (mi padre tal vez) que vino a ayudarla a esta transición entre la vida y la muerte; a hacerla sentir segura y a salvo durante todo esto que pasaba… 

Los doctores y médicos de investigación que se dedican a estudiar los eventos cercanos a la muerte, establecen que a pesar de poder asegurar que los pacientes alucinan   debido a que se encuentran en un bajo suministro de oxígeno y en una alta cantidad de medicamentos, no es determinante a la hora de responder los porqués de estas presencias e imágenes. 

Después de la muerte de mi madre, estoy mucho más abierto a creer que las cosas inexplicables pasan, y que estamos sujetos a fuerzas mayores que nos ayudan y nos guían durante nuestras vidas y en los momentos más importantes, como en nuestra transición a la muerte…

¿Tú piensas que estas cosas inexplicables pueden pasar?




Recomendados

BADABUN te recomienda