11 selfies tomadas un momento justo antes de morir.


Actualmente estamos muy acostumbrados a tomarnos una SELFIE en todo momento, cuando vamos a comer algo muy rico, cuando estamos a punto de empezar a hacer ejercicio, cuando te encuentras a una amiga, que porque una mosca se paró en la ventana, etc. Cualquier razón es buena para tomarse una Selfie. 


Lamentablemente para algunos, una Selfie fue lo último que hicieron antes de morir, esa foto fue el último mensaje que dejaron para el mundo. 

Aquí están algunas historias de personas que lo perdieron todo por una selfie:

1.- Deporte para suicidas



Estos primos alemanes eran muy conocidos por tomarse las selfies más extremas que te puedas imaginar. Constantemente arriesgaban su vida con tal de llegar a los puntos más altos, más peligrosos y más inaccesibles para todos, ellos querían ser únicos, pero como "todo lo que sube tiene que bajar" en enero del presente año uno de ellos falleció después de una caída de más de 20 metros, intentando tomarse una selfie arriba de una torre de telefonía.

2.- Muerta por impresionar al novio




Esta fotografía fue tomada justo antes de morir. Emma Willis falleció después de intentar tomarse una selfie para su novio durante sus vacaciones en la Rivera Maya Mexicana. Lamentablemente se golpeó en la cabeza con una piedra al caer.


3.- Corriendo motos para morir


Estaba en su camino a la fama, el rapero puertorriqueño Ramón González alias “Jadiel” tomó la selfie en que tiene máscara minutos antes de fallecer. Perdió el control de la moto, no sabemos si a causa de la misma selfie, pero perdió la vida al estrellarse contra un vehículo. Terrible tragedia para la música puertorriqueña. 

4.- Selfie peligrosa


El mexicano Oscar Aguilar, pensó que estaría genial tomarse una selfie con una pistola y así ganar decenas de “Likes”, lamentablemente no supo cómo ponerle el seguro y se disparó a sí mismo en una pierna justo antes de tomar la foto. No alcanzó a llegar al hospital, murió desangrado en la parte trasera de su propio carro.

5.- “Murió por su inocencia, 17 años”


Su nombre era Xenia, con tan sólo 17 años terminó con su vida por una selfie y una imprudencia. Subió a un puente en construcción para tomarse la selfie que se ve en la imagen, cuando quiso bajar se resbaló cayendo una altura de 10 metros golpeándose en la cabeza de manera mortal. 

6.- El último viaje


Gary Slok y su madre viajaron en el avión de Malaysia Airlines MH17 que fue derribado por los rusos. Esta foto fue tomada justo antes de morir. 



7.- Electrocutado en la torre por un like




Otro intrépido amante de las emociones fuertes, su deporte era subirse a todos los edificios y rascacielos de su ciudad para tomarse las mejores fotos. Un lamentable día todo le salió mal, murió electrocutado arriba de una torre que no sabía que conducía fuertes corrientes eléctricas. Su muerte se hizo muy popular en internet. 

8.- El japonés más intenso de Facebook


Ying Chu, un joven japonés radicado en Nueva York se volvió famoso por ser de los primeros en tomarse esta clase de fotografías, arriesgando su vida en los lugares más extremos. Nadie sabe qué pasó y cómo fue que perdió la vida, pero el día que tomó esta fotografía desapareció para siempre. 


9.- El más intrépido de Boston



Este fue una leyenda en la ciudad de Boston  Estados Unidos, subía a los lugares más peligrosos y se tomada increíbles fotografías, lamentablemente como todo lo bueno que acaba, falleció después de una caída, duró dos meses en coma, después se rindió y perdió la vida. 


10.- Una boda un desastre


La copiloto de la foto Collette Moreno dejó a un esposo devastado y a un niño de 5 años sin madre después de chocar al intentar tomar una selfie con su amiga que estaba a dos días de casarse. Las chicas perdieron el control del vehículo, acabando con los sueños de una joven familia. 


11.- La fotógrafa perdida




Durante una sesión de fotográfica, la fotógrafa Megan Stuart cayó por un despeñadero de más de 60 metros de altura. La muerte fue instantánea, pero las autoridades tardaron casi una semana en encontrar el cadáver. Nadie sabía qué había pasado con ella hasta que se enteraron de la horrible noticia. 

Estas selfies fueron mortales para aquellos que quisieron tomarlas, no cabe duda que la imprudencia humana llega a niveles impresionantes. 

Ahora ya sabes, la seguridad primero, no te andes tomando selfies donde te puedes morir, el peligro está a la vuelta de cada foto. 


HASTA PRONTO


Recomendados

BADABUN te recomienda