Joven perdió 8 kilos en 2 meses, NO HIZO DIETA, solo dejó de comer esto:


Dos meses sin azúcar, y esto fue lo que pasó…

Bajar de peso es una cosa muy sencilla. Los medios lo hacen ver la cosa más difícil del mundo y que te tienes que someter a dietas rigurosas y pasadas de hambre horribles, pero solo lo hacen para vender algunos de sus productos. La verdad, solo tienes que revisar tus hábitos alimenticios, y ver dónde está la falla.


Haciendo esta revisión de las horas de comida, la cantidad y la calidad, esta persona encontró donde estaba el error y lo dejó de consumir inmediatamente; a los 2 meses perdió 8 kilos, y no los ha vuelto a encontrar.



Maya Hinojosa, una joven de 25 años encontró el remedio para acabar con ese peso que llevaba cargando demás, casi toda su vida.  Después de intentar varias dietas, jugos y hasta esos productos milagrosos y no conseguir absolutamente nada, dio con uno que de verdad la ayudó a conseguir su cuerpo soñado.

¿Qué fue lo que hizo? Muy sencillo, se dio cuenta que había un producto que consumía habitualmente, en grandes cantidades y que además, se encontraba contenido en casi todos los alimentos. No es otro más que EL AZUCAR

Todos los productos líquidos como los refrescos, los jugos, tés, azúcar. Comidas sólidas como el pan, la harina de trigo en general, tienen un altísimo contenido en azúcar. Algunos hasta tienen más del 50% contenido del producto total.

El azúcar es muy difícil de digerir para el cuerpo, así que toda la que consumes de más, es almacenada y transformada inmediatamente en grasa. Así que si te tomas un refresco al día, los 30 gramos de azúcar (6 sobrecitos) que contienen en promedio, solo 5 gramos van a ser procesados y los 25 restantes almacenados en forma de grasa. La capacidad que tiene el cuerpo para procesarla y la necesidad de azúcar para su funcionamiento, es mínima.



Esto sin contar que pueden aparecer enfermedades muy graves como la diabetes por su excesivo consumo. Y lo peor, el azúcar es muy adictiva. Siempre que comes algo dulce, quieres más. Esto pasa porque el cerebro activa los receptores que le hacen sentir placer, y como quiere más, le dice a tu cuerpo que necesita más azúcar.

En el testimonio de la joven Maya, ella dice que dejó de consumir en su totalidad refrescos y jugos embotellados o enlatados, así como panes.  Nos cuenta que la primera semana fue un poco difícil; sin embargo, la segunda semana todo se volvió más fácil y su cuerpo dejó de pedírsela…  A los 2 meses, ya habían desaparecido 8 kilos de sobrepeso para siempre de su cuerpo, con este truco muy, pero muy sencillo.

En las fotos podemos ver el cambio extremo que tuvo, simplemente dejando de comer los productos que ella sabía que le hacían daño, y que tenían un alto contenido en azúcar.

Sencillo truco ¿Cuándo empiezas?

En BADABUN queremos un mundo más sano y tú  puedes ayudarnos a lograrlo. SUSCRÍBETE a la página, dale LIKE al artículo y COMPÁRTELO  con todos tus SERES QUERIDOS.


Recomendados

BADABUN te recomienda