Madre preparó este remedio casero para su hijo enfermo y lo mató. Comparte y salva la vida de un bebé



Si eres madre o conoces a alguien  con hijos pequeños es URGENTE que leas esto.  Es natural que cada vez que veamos a nuestros hijos enfermos hagamos uso de todo lo que esta a nuestro alcance para curarlos, sin embargo, ya es momento de que comiences a darle la importancia que merecen a todos tus cuidados, pues contrario a lo que  has pensado todo este tiempo, en tu afan por salvarlos, podrías estar acabando poco a poco con la vida de quienes más amas. 


Pese a que muchos podrían tomar  esto como algo simple, la realidad es muy alarmante, así que si ves a tus hijos enfermos o víctimas de algun malestar, evita automedicarlos, pues aunque posiblemente tú hayas probado diversos remedios caseros obteniendo resultados positivos, el organismo de los niños es muy diferente al tuyo y  lejos de causarles un bien, podrías obtener resultados fatales, tal y como en el caso de Teresa, una de las tantas madres mexicanas que hacen uso de sus costumbres sin imaginar el trágico desenlace que pudieran tener. 

Luego de un par de días de llanto constante de su pequeño hijo (Manuel de dos años de edad) y a decir de sus amigas y familiares,  Teresa decidió recurrir a uno de los tantos remedios caseros para curar el famoso “empacho”, mismo que ella juraba era el responsable del dolor de estómago de su bebé.

Teresa  invadida por una gran desesperación ante el lloriqueo de su hijo, le preparó un té de hojas de alcachofa, una planta que pese a que durante años ha sido utilizada para curar el dolor de estómago y  empacho, tiene un fecto hipolipemiante, mismo que provoca una baja de colesterol en la sangre, algo que aunque puede sonar muy conveniente, no lo es tanto en el caso de los niños, quienes necesitan de este para la formacion de  las membranas.

Las horas pasaron y lejos de obtener buenos resultados, el estado de salud del menor parecía empeorar. Ya no solo era llanto, ahora Manuel presentaba un cuadro de diarrea severo que poco a poco fue empearando. A sus escasos 22 años y como toda una madre inexperta, Teresa vio esto como algo normal, es decir, como un resultado positivo de su famoso té, mismo que en lugar de curarlo, terminó por sumergir al pequeño en un cuadro severo de deshidratación que tres días después  le causó la muerte. 

No importa lo sano que tus remedios caseros parezcan, ni  tampoco el número de veces que hayan funcionado en ti o en tus vecinas; No arriesgues la salud de tus seres queridos, consulta a tu médico de confianza, la vida de tus hijos depende de ello. 



Recomendados

BADABUN te recomienda