Mira por qué nunca debes andar con un chico sin CȊRCUNCǏSǏǑN...Te enfermará


Sabemos que la vida en pareja puede llegar a convertirse en una verdadera pesadilla, ya que son muchos los factores involucrados, por ejemplo, los hombres siempre deben estar cuidando varios aspectos respecto de su "amiguito". 

El operarse para remover la capa que cubre nuestro “amiguito” es todo un tema, se trata de una práctica que se ha realizado durante cientos de años, básicamente consiste en cortar la pielecita que cubre al "amiguito". 


Son muchos los beneficios que trae consigo esta práctica, pues son muchos los riesgos que enfrenta la mujer cuando le ponen con alguien que no se ha operado. 


Aquí están las 5 razones por las que no es bueno que andes con un chico que no tiene este procedimiento. 

1. Suelen terminar rápido, muy rápido

La híper sensibilidad es mucho más común en los hombres que aún tienen a su "amiguito" encapuchado, por estar siempre cubiertos al momento de tener contacto con el exterior son extremadamente sensibles. Una de las razones principales por la que los hombres terminan rápido. 

Muchas veces ellos terminan haciendo quedándole un poco mal a su pareja. 

2. Tienen muchas bacterias

Los chicos que aun cuentan con esa piel demás tienden a conservar mayor número de bacterias, muchas pueden llegar a ser verdaderamente dañinas para las mujeres. 

Está comprobado científicamente que los hombres que aún tienen "capuchón" son más propensos a contraer enfermedades de esta naturaleza debido al contacto. Además que esa capa de protección puede ser el hogar de varias infecciones. 

3. No la tienen muy grande


Aquellos que siguen teniendo piel extra tienen un pedazo que se le llama frenillo. Esta parte del "paquete" une al tronco con la cabeza, lo que previene que su amiguito crezca en todo su potencial. Una vez que se quitan esa parte extra el "paquete" crece considerablemente. 

4. No está muy ancha

Otro gran problema por el que los hombres deben practicarse este tipo de operación es porque el "amigo" se hace mucho más ancho, digamos que es como si lo mandaras al gimnasio a ejercitarse. 

Además a las mujeres les encantan los gruesos. 

5. Son más propensos a infecciones y lesiones

Los que siguen "encapuchados" conservan mayor suciedad y mugre en ese lugar. Esto puede atraer enfermedades verdaderamente complicadas, en muchos casos puede desarrollar cáncer o ser infectado con mayor facilidad del virus de VIH. 

Todo hombre que aun tenga esa "capucha" pone en peligro a cualquier chica con la que se acueste. 

No estamos diciendo que todos los hombres que no la tienen sean una amenaza, pues hay muchos que están sanos y limpios. Solo decimos que la estadística nos ha enseñado que los hombres que no se han operado tienen a ser menos aseados y aumentar los riesgos de enfermedades e infecciones. 




Recomendados

BADABUN te recomienda