Mira por que NUNCA debes sacudir a un bebé. Podrías matarlo. Comparte


Nadie nos enseña a ser padres y aunque rara vez lastimamos a nuestro bebé, pues cuando nace lo tratamos con pincitas como si fuera la cosita más frágil y hermosa que hay en el mundo, es necesario informarnos muy bien, no vaya a ser que por un descuido o equivocación lastimemos a nuestro amado hijo. 


Ahora, ya que estamos en el tema, ¿sabes lo que es el síntoma del bebé sacudido?.

Cuando un bebé está en sus primeras semanas de nacido, su cerebro es tierno y frágil, por lo que puede sufrir severas lesiones si se le sacude. 

Lamentablemente, por lo general, según los casos más comunes, esto sucede porque quién cuida al bebé se altera y al no poder controlar su llanto lo sacude. 

Algunos estudios aseguran que casi siempre se trata del padre o el novio de la madre. Los hombres tienden a reaccionar de maneras más insensibles y violentas. 

En los casos de una sacudida fuerte, el cerebro se golpea contra las paredes del cráneo causando:


- Lesiones cerebrales (hematomas y/o hemorragias)

- Cuando se trata de movimientos muy bruscos puede pasar una parálisis cerebral. 

- En otros casos, CEGUERA. 

- Una vez recuperado, puede causar un lento aprendizaje, falta o incapacidad para poner atención.

- En algunos casos, mal comportamiento. 

- Cuando la sacudida es muy grave se puede causar una parálisis y hasta la muerte. 

Si quieres evitar a toda costa cualquiera de estas lesiones debes evitar sacudir al niño y debes cuidar que nadie lo haga.



Otro consejo muy útil, es aprender a cargar a un niño de manera correcta: sujeta el cuello y la cabeza cuando lo estes cargando.

Aprenda a ser calmado cuando el bebé llora y busque maneras de calmar el llanto. Siempre juegue de forma muy suave con su hijo, cualquier movimiento brusco podría ocasionar una lesión grave. 

Si por alguna razón sospecha que su hijo fue sacudido, ponga atención a las siguiente señales:

- Es muy irritable y rígido a la hora de cargarlo. 

- Tiene ataques de movimientos involuntarios y/o un letargo muy pronunciado. 

- Tiene las pupilas dilatadas y muestra problemas de alimentación o disminución del apetito. 

- Problemas para respirar.

- Tiene puntos rojos de sangre en los ojos y sus músculos carecen de tonalidad. 

Si su niño presenta cualquiera de estos síntomas, no la piense y corra a su médico, necesitará hacerle los estudios necesarios para determinar que su bebé esté sano. 

Infórmese y cuídese, trate a sus niños con cuidado y atención, por nada del mundo sacuda a su bebé, no desquite su frustración en ellos. 

Si por alguna razón se ve en medio de un ataque de ansiedad o coraje, respire, relájese, haga lo que necesite pero nunca se desquite con ese pequeño inocente. 

Si te gustó la nota dale LIKE y COMPARTE con todos tus seres queridos, sobre todos aquellos que tienen hijos, esto es muy importante y todos necesitan saberlo, COMENTA si tienes algo que decir, nos encanta escucharte y recuerda, si quieres leer más información interesante SUSCRÍBETE, no te arrepentirás. 

Gracias por compartir con nosotros parte de tu día y cuiden a sus hijos, HASTA PRONTO


Recomendados

BADABUN te recomienda