7 trucos para usar tacones y no morir en el intento. Nunca más sufrirás


La vida es meras complicaciones, con TODO se puede tener problemas y los zapatos o tacones no se libran de ser una patada en el trasero de vez en cuando, ya sea porque no encuentras el modelo perfecto o porque ya que lo encontraste, éste te lastima. Casi siempre hacemos caso omiso a tal situación y nos llevamos el par porque no había otros iguales de bonitos que esos, pero ahora ¿qué vas a hacer?


Hay varias formas de escapar de tal infierno y aquí te dejamos 7 opciones para evitar que las zapatillas o calzado te causen ampollas.

1.- Elegir bien la talla.

No te andes con cosas y elige el número de zapatilla ideal, que “nada más es medio número más grande” NADA, tiene que ser de tu medida. Sabes que es un zapato de tu medida cuando el dedo más largo está a poquito espacio de la punta del calzado. 

2.- Acostumbra al pie.

Muchas veces pensamos que la frase “al rato los aguado y me quedan” es pura cantaleta, pero la verdad es que funciona si no quieres que tu pie sufra de dolores provocados por las malignas ampollas. Vete poniendo el zapato que te lastima de una a dos horas diarias para que vayas amoldando el zapato, ya conforme sientas que puedes, aumenta el tiempo hasta que ya los puedas usar sin problemas.



3.- Ten cuidado con las costuras.

Revisa bien la textura del zapato y las costuras por dentro, ya que muchas veces, el calzado tiene ciertas protuberancias o defectos de fábrica, CUIDADITO.

4.- Aplica vaselina.

La vaselina es muy buena ya que impide que la fricción sea tan agresiva, actúa como un escudo de gelatina. Si no tienes vaselina puedes embarrar un poco de jabón seco. No hay peros, evítate el dolor de las ampollas.

5.- Mantener secos los pies.

Tienes que mantener tus pies secos porque la humedad hace que las ampollas broten más rápido que flores en primavera, así que procura usar talco o desodorantes para los pies y estarás un paso más delante de las ampollas.



6.- Usa calcetines.

Sabemos que los tacones no se llevan bien con calcetines, pero hay ciertos modelos que se prestan, aparte de que la moda ha incluido mucho esta tendencia durante todo el año. Si no puedes utilizar calcetines, que uses mallas ayudará también.

7.- Coloca almohadillas o bandas adheribles.

Esto es lo más fácil de hacer, ve a tu súper mercado más cercano y compra estas banditas adheribles,  colócalas en donde se genera la ampolla y evítate malestares. Las banditas absorberán la humedad y la fricción no se hará presente.

¿Conoces algún otro método?

En BADABUN queremos un mundo más sano y tú  puedes ayudarnos a lograrlo. SUSCRÍBETE a la página, dale LIKE al artículo y COMPÁRTELO  con todos tus SERES QUERIDOS

¡Juntos por un mundo mejor!


Recomendados

BADABUN te recomienda