9 enfermedades que prueban que el infierno existe y está en la tierra


1.- Elefantiasis: El factor extremo de esta enfermedad genética se basa en que alguna parte del cuerpo se “hincha” o crece de manera exorbitante, lo cual le da un parecido al elefante. Puede ser causada por gusanos parásitos transmitidos por el mosquito hembra o por linfangitis crónica (envenenamiento de la sangre).



2.- La hipertricosis, "síndrome del hombre lobo": Ya hemos visto este síndrome en varias películas donde en el circo contrataban a una persona con vello por todo el cuerpo para ser parte de círculo “friqui.” Pues esto es completamente real y se debe a una desfiguración congénita. A pesar de que el origen haya sido identificado, este error genético es de los más raros del mundo y difíciles de explicar, ya que sólo hay 50 casos registrados con desde la EDAD MEDIA.



3.- Porfiria - "Síndrome del vampiro": Se le llama del vampiro porque la persona que la padece tienen tan mal aspecto que bien podría pasar por una de estas criaturas. Esta enfermedad es causada por la acumulación en el cuerpo de porfirinas químicas. La porfirina es normal, pero los que se ven afectados son aquellos que no pueden controlar el nivel de este químico en su cuerpo. Los síntomas incluyen cambios mentales, parálisis, orina de color rojo, sensibilidad a la luz solar, piel frágil y ampollas que pican que toman semanas para sanar.



4.- Microcefalia: No existe una definición amplia de este trastorno del desarrollo neurológico; sin embargo, el caso se da cuando la circunferencia de la cabeza tiene más de dos desviaciones. Debido a que la función normal del cerebro es muy pobre, la esperanza de vida se reduce dramáticamente.



5.- Fibrodisplasia Osificante Progresiva , "Síndrome de la estatua": Esta deformidad terrible en la estructura ósea del ser humano se debe a que los músculos y los tejidos conectivos como tendones y ligamentos se volvieron hacia el hueso, es decir, se osificaron. Esto limita el movimiento, y, finalmente, puede causar que el cuerpo sea paralizado. Por lo general los primeros síntomas ocurren antes de cumplir los 10 años. Se han reportado alrededor de 700 casos en todo el mundo, por lo que es una de las enfermedades más raras. No hay cura conocida y existen tratamientos sólo para ayudar a las víctimas con la calidad de vida.



6.- Síndrome de Cotard, “ Síndrome del zombie”: Se trata de una enfermedad mental, en la cual la persona afectada tiene la creencia de que está muerta; sin embargo, en el 55% de los casos, los pacientes también creen que son inmortales. Las víctimas de este síndrome tienen una fuerte creencia de que se están pudriendo y han perdido sangre y órganos internos. Los tratamientos incluyen drogas farmacológicas tales como anti-psicosis, depresión, y estabilizadores del humor. La terapia electroconvulsiva (terapia de shock) también ha resultado eficaz.



7.- La enfermedad de Ashik: Se trata de un “odontoma complejo” que consiste en que la encía forma muchos dientes, pero más que nada actúa como tumor benigno. El caso más conocido es el del joven Ashik Gavai de 17 años, la enfermedad le había provocado el crecimiento de ¡232 dientes! La cirugía para removérselos fue transmitida por la cadena televisia brtánica BBC. Sin duda un caso excepcional.



8.- Progeria - "síndrome del envejecimiento acelerado": La progeria es un trastorno genético muy poco frecuente por el que los síntomas del envejecimiento se manifiestan a una edad temprana. Es una condición que es causada por una nueva mutación genética en lugar de ser hereditaria, ya que los portadores no suelen vivir lo suficiente para reproducirse. En este momento hay 100 casos conocidos en el mundo. La mayoría de los enfermos no viven más allá de los 13 años de edad y mueren a causa de las condiciones asociadas a las personas mayores, como un ataque al corazón o un derrame cerebral. No se ha encontrado un tratamiento efectivo.



9.- Epidermodisplasia verruciformis, “enfermedad del hombre árbol": Esta enfermedad es un trastorno de la piel genético extremadamente raro. La causa es la alta susceptibilidad a la forma de la piel del virus VPH. Las infecciones por VPH no controladas dan lugar a un rápido crecimiento de las máculas y pápulas escamosas, las cuales se asemejan a la corteza del árbol. No hay tratamiento oficial. Se pueden realizar cirugías pero tendrían que hacerse constantemente.



Recomendados
Recomendados