Alerta padre compró una sala usada y su hijo murió días después



Muchas vece recurrimos a muebles y artículos de segunda mano para ahorrar. Esto nos permite tener cosas bonitas sin gastar una fortuna y el dinero que ahorramos, podemos usarlo en otros gustitos. ¿Dónde compras tus cosas? Lo mejor es que si recurres a lo usado, revises a fondo el artículo o podrías encontrarte con una desagradable sorpresa.



Un padre de familia buscaba en internet un par de sofás. Acababa de cambiarse de casa junto con su esposa y sus hijos de 5 y 3 años de edad. Luego de acomodar todas sus pertenencias, decidieron que era tiempo de renovar un poco sus muebles y solamente les faltaba la sala para dar el toque final. Así, encontraron un par de muebles color chocolate que iban bien con su nueva decoración, llamaron a los dueños y un par de horas después estaban en la bodega donde tenían los sofás, pensando en si comprarlos o no.



Los dueños originales les dieron un buen precio y rápidamente hicieron la transacción, pasaron dos días hasta que pudieron conseguir alguien que les llevara los muebles y listo. Los niños eran los que más disfrutaban de la sala cuando se despertaban para ver caricaturas.

Había transcurrido una semana con la nueva sala en casa cuando ambos niños empezaron a vomitar sin parar. La madre preocupada le marcó a su marido y ambos coincidieron en el hospital. Mientras bajaban a los niños del auto, los médicos tratantes notaron que el más pequeño estaba paralizado. Aunque intentaron reanimarle, el niño no tenía signos vitales y su hermano respiraba muy lentamente. Al colocarles la bata del hospital notaron que los niños tenían varias picaduras y al niño mayor, el que aún vivía, le hicieron varios exámenes.

Todo apuntaba a que eran picaduras de araña violinista. Este animal provoca serios problemas en la salud luego de 6 horas de picar a su víctima y se esconde en rincones oscuros, los niños por su edad no tenían suficientes defensas en su sistema inmunológico para hacer frente al veneno. Afortunadamente pudieron salvar al niño mayor pero el otro no tuvo remedio.



Luego del funeral y estar en casa, los padres buscaron en cada rincón lo que pudo haber provocado la muerte de su hijo y ahí, debajo del asiento de uno de los nuevos sofás, encontraron dos arañas violinistas. Nunca supieron si las arañas estaban en la casa o se escondieron en el sofá mientras la sala esperaba en la bodega a ser vendida. Lo que era cierto, es que nadie podría regresarles a su pequeño rayo de luz.

Es de gran importancia que cuando compras algo usado le revises de pies a cabeza o historias como estas podrían repetirse. COMPARTE con tus seres queridos para que estén alertas y COMENTA si has tenido malas experiencias con artículos de segunda mano. Recuerda SUSCRIBIRTE a nuestra página para mantenerte bien informado.


Recomendados

BADABUN te recomienda