CUIDADO: Por usar su celular en el baño esta mujer perdió un ojo.



No cabe duda de que la tecnología ha venido a darle un giro de 360 grados a nuestra vida. Ya sea para bien o para mal, separarnos de esta resulta algo prácticamente imposible, tanto que incluso y con mucha certeza, nos atrevemos a afirmar que tú formas parte del 95% de las personas que van hasta el baño en compañia del celular o ¿me equivoco? Sin embargo, estamos seguros que después de leer  este caso, jamás volverás a hacerlo o por lo menos  lo pensarás dos veces.


Su nombre es Fernanda Moreno y ella al igual que millones de personas jamás se imaginó el peligro que representa utilizar el celular dentro del baño, ese dimuto cuarto  de cuatro paredes repletas de bacterias, hongos y virus, capaces de acabar hasta con tu vida.  

Como de costumbre, Fernanda de 27 años de edad acudió al sanitario sin percatarse que al finalizar sus necesidades, restos de heces quedarían impregnadas en su teléfono. Ella salió como si nada, continuo con sus labores, hizo un par de llamadas y posteriormente y como tantas otras veces, se frotó los ojos víctima del cansancio por una  larga jornada laboral. 

Al día siguiente y sin explicación aparente alguna, su vista comenzó a nublarse y una tremenda picazón invadió todo su ojo, por lo que luego del trabajo acudió al médico, en donde sin practicarle ningun estudio, solo le dieron unas gotas, que como era de esperarse, solo minimizaron su malestar. 

Tres días después su visión fue empeorando tanto, que incluso, una especie de bolsa de pus se formó en su pupila cubriendola por completo y provocando que  perdiera toda la visibilidad. 

Con el ojo totalmente cerrado y un dolor muy intenso, Fernanda ingresó a una clínica del Distrito Federal, en donde permaneció internada cerca de 7 semanas a raíz de una severa infección causada por la presencia de materia fecal en su ojo izquierdo. 

De acuerdo con los reportes médicos, la infección fue causada por un hongo que en cuestion de días le carcomio tres  capas y el 80 % de los nervios, causandole una perdida total.  Apesar de que la joven fue sometida a diversas cirugías, lamentablemente los cirujanos tuvieron que extirparle el ojo...

Un mal diagnostico inicial y la falta de higiene en el uso de su celular (mismo al que por cierto, al  ser revisado se le encontró una gran cantidad de materia fecal), tuvieron un trágico final.

Tu salud es lo más importante, no te arriesgues ni pongas en peligro a tu familia, evita el uso del celular en el baño, de lo contrario podrías arrepentirte. 

En BADABUN queremos un mundo más sano y tú  puedes ayudarnos a lograrlo. SUSCRÍBETE a la página, dale LIKE al artículo y COMPÁRTELO  con todos tus SERES QUERIDOS, es URGENTE que se enteren AHORA mismo


Recomendados

BADABUN te recomienda