El hombre más inteligente de la historia. No creerás lo que podía hacer


El coeficiente intelectual es el resultado de algunos exámenes estandarizados que miden tu inteligencia. Por medio de preguntas, relaciones de símbolos y análisis de opinión, se determina el promedio de inteligencia que tienes. 


Debajo de los 99 puntos es que tienes alguna discapacidad, pues los cien puntos es la media donde la mayoría de los seres humanos nos encontramos. Arriba de los 130 puntos, estamos hablando de una dotación intelectual muy considerable, hasta llegar a la súper genialidad con puntuaciones arriba de los 170 puntos. Las personas más inteligentes sobre la tierra llegan a una puntuación alrededor de los 200 puntos, pero solamente encontramos con esta puntuación a una persona por cada 8 mil millones de habitantes.

Actualmente hay personas muy inteligentes, por ejemplo el científico Stephen Hawking, reconocido como uno de los hombres más brillantes del mundo que a pesar de eso, NO ES uno de los coeficientes más altos, su puntuación es de 160, por lo que se considera un genio. 

Se estima que el científico Albert Einstein, quien fue considerado una de las mentes más brillantes de la humanidad, tenía una puntuación de 160 a 180. Sin embargo hoy en día hay personas menores de 30 años que superan por mucho esa puntuación.

En la actualidad existen casos muy extraños, personas cuyo coeficiente supera por mucho el de los genios que acabamos de mencionar, sin embargo aparentemente son personas normales como todos nosotros, con la diferencia de que ellos poseen un cerebro privilegiado considerado el cerebro de un MEGA GENIO, son coeficientes intelectuales superiores a los 210 puntos. 

A pesar que estos personajes son dignos acreedores a una nota completa para ellos solos, esta vez toca el caso al coeficiente intelectual más grande registrado hasta la fecha. Un hombre que vivió en el anonimato, pero es sin duda alguna el coeficiente intelectual más alto que jamás ha existido y se trata de William James Sidis.

William fue hijo de dos emigrantes rusos que llegaron a Nueva York en busca de una mejor calidad de vida. Desde muy pequeño, William demostró habilidades muy fuera de lo común, aprendiendo más de 8 idiomas a la corta edad de 6 años, incluyendo Latín, Griego, Ruso, Hebreo, etc. Se sabe que antes de los 8 años, inventó su propio idioma y actualmente se estudian sus apuntes, pues el pequeño niño inventó una lengua con el mismo grado de complejidad que cualquier otro idioma del mundo. 

Otra anécdota curiosa, cuando William James Sidis acudió a la biblioteca en busca de libros en portugués, pues estaba interesado en aprender un nuevo idioma. Se dice que llegó en la mañana y duró hasta la tarde leyendo. Al día siguiente acudió para realizarse un examen, buscando evaluar sus conocimientos en ese nuevo idioma. Sacó una puntuación perfecta, 100 de 100. Tan solo en un día, William había aprendido un nuevo idioma, el portugués. 

Lo que diferencia a este mega genio con los demás, es que William no solo era brillante en una sola área, sino en todas aquellas cosas en las que él se involucraba. 

Antes de los 8 años fue autor de 4 libros, sobre anatomía y astronomía. A los 11 años se destacó en la Universidad de Harvard como un experto en matemáticas aplicadas. Cuando cumplió 16 ya se había graduado de medicina y ha sido la única persona en dominar a la perfección más de 40 idiomas antes de los 30 años. 

A lo largo de su vida realizó muchísimos estudios universitarios, antes de morir había completado en Estados Unidos y Europa 7 carreras universitarias de estudios avanzados. 

Influenciado radicalmente por las atrocidades de Primera Guerra Mundial, se consideraba a sí mismo un Comunista y un Ateo, posturas por las que pasó un año y medio en la cárcel, pues fue detenido por participar en una marcha comunista que se realizó en Boston. A raíz de estos sucesos desarrolló una filosofía social propia, basada en los derechos humanos y universales. 

Sin duda los padres de William eran seres muy inteligentes, aunque nada comparado con la inteligencia de su propio hijo. Su padre Boris Sidis fue autor de numerosos estudios de psiquiatría, también al igual que su hijo, hablaba más de 5 idiomas y se dice que la impresionante inteligencia de William se debe gracias a la crianza muy temprana que le dieron, llena de amor y conocimientos de todo tipo. 

Hasta la fecha no ha habido un coeficiente intelectual capaz de realizar las hazañas que realizó William James Sidis. El coeficiente intelectual más grande en la actualidad le pertenece al australiano Terence Tao quien es reconocido como el matemático vivo más virtuoso sobre la tierra con un coeficiente de 230 puntos. Pero el difunto William se estima en una puntuación sorprendente, se calcula que Williams James Sidis tenía un coeficiente intelectual de entre los 250 a 300 puntos. 

Nunca antes ha habido y probablemente habrá en mucho tiempo, un cerebro tan brillante como el del buen Williams, pues se dice que para que nazca un genio como él, es necesario que pasen cientos de años de generaciones humanas. Decenas de billones de personas, para que nazca un genio como él. 

Si quieres saber cual es tu coeficiente intelectual, en internet existen muchos exámenes gratuitos que te pueden dar una buena pista sobre qué tan inteligente eres. 

Y tú ¿cuál es tu coeficiente intelectual?

Si te gustó la nota dale LIKE y COMPARTE con todos tus amigos, COMENTA que nos encantaría saber tu opinión y recuerda ¡SUSCRÍBETE! encontrarás más notas y artículos de tu interés. HASTA PRONTO


Recomendados

BADABUN te recomienda