Esta niña antes de morir nos dio una lección que NUNCA olvidaremos


En sus últimos momentos, esta pequeña de 5 años paralizó a una ciudad entera, y les enseñó algo que nunca olvidarán. Se te hará un nudo en la garganta.


Caroline Cronk, una pequeña de 5 años de edad, dio a una ciudad entera una lección inolvidable de amor, compasión y gratitud. Aunque ha pasado a una vida mejor, su lucha contra el cáncer ha inspirado a miles, quienes han sumado esfuerzos para reforzar las investigaciones que buscan una cura contra el cáncer infantil.



Todo inició en noviembre del 2012, cuando la madre de Caroline la llevó a la sala de emergencias de un hospital en Norwell, Massachusetts tras sufrir una caída en su clase de baile.  “Tiene una masa”, les dijo el médico a los padres de Caroline después de hacerle una resonancia. Los padres declararon al periódico local que sintieron un golpe horrible en el pecho, el médico les comentó que solo el 2 por ciento de niños que sufrían este tipo de cáncer en el cerebro sobrevivían y que el padecimiento afectaba a 200 niños cada año. 

Estaban decididos a hacer todo lo posible para salvar a su pequeña, el 2% era un porcentaje bajo pero no equivalía a 0. Rápidamente inició el tratamiento de radioterapias, esteroides y otros medicamentos, lamentablemente por lo raro de este tipo de cáncer, había pocas investigaciones al respecto y casi nada de financiamiento para ella, lo más reciente era de hace 30 años.

Ya que la familia Cronk dio acceso al periódico local a su dinámica familiar, varias personas empezaron a llevar regalos a la niña, entre ellos, varios cheques para poder costear el tratamiento, por ello su madre empezó a reunirlos. Tras 12 semanas de tratamiento intenso, parecía que el tumor de Caroline se había reducido…pero no fue así. 

Su cáncer se había expandido al área de su cerebro que mandaba señales a su sistema nervioso. Primero dejaría de tener la capacidad de moverse, después perdería todos los sentidos, la respiración y sus latidos. Su familia decidió aprovechar al máximo sus últimos días, entre toda la ciudad le ayudaron a construir una piscina la cual estrenó 5 días antes de morir.



Además, los cheques seguían llegando por lo que sus padres iniciaron una fundación con la que podrían apoyar nuevas investigaciones del padecimiento. La comunidad organizó una carrera a donde asistieron más de 2 mil personas y Caroline les agradeció personalmente.  Su deseo más que sanarse era que ningún otro niño tuviera que sufrir lo que ella. Sus padres adelantaron su fiesta de cumpleaños, su recital de baile y Caroline hizo todo lo que soñó antes de morir. Los vecinos y otros miembros de la comunidad colocaron por toda la ciudad letreros de apoyo a Caroline, ella amaba verlos cuando iba rumbo al hospital. 

Tras 9 meses de lucha, Caroline perdió la batalla contra el cáncer.  Aunque han transcurrido dos años del suceso, el pueblo de Norwell sigue apoyando a la fundación y las investigaciones continúan. Su madre insiste en que luego de la muerte de Caroline aumentó su fe, así sentía la seguridad de que su pequeña estaba en un lugar mejor. 

¿Qué harías tú en el lugar de la familia Cronk?

COMENTA si has vivido un caso como estos de cerca y COMPARTE con tus seres queridos para que apoyen a la causa, hay muchas organizaciones que necesitan ayuda. Si la historia te conmovió, dale LIKE y SUSCRÍBETE a nuestra página, en BADABUN creemos en que juntos podemos hacer de este mundo un lugar mejor. 


Recomendados

BADABUN te recomienda