Madre compró una cuna usada para su bebé y 2 días después falleció


Un descuido puede costar la vida y justo esa fue la historia que vivió una joven madre al perder a su niña gracias a comprar una cuna usada.


Todo comenzó cuando esta mujer originaria del estado de Querétaro, en México, descubrió que iba a ser madre. Conforme pasaban las semanas, ella y su esposo se preparaban para la llegada de su niña. Pensaban en cómo iban a decorar su habitación, juguetes, temáticas, la imaginaban correr con un traje de princesa…todo lo que una pareja de nuevos padres puede soñar.



El embarazo casi llegaba a su fin y era el momento de comprar la cuna. La pareja buscó en un tianguis porque sabían que podían encontrar una seminueva y a la par ayudar a alguien que necesitara el dinero. Luego de un par de horas de andar buscando, se toparon con una cuna perfecta. Era blanca, parecía digna de una princesa y sin dudar la compraron. El papá no pudo esperar a armarla y rápidamente unió las piezas, la habitación estaba lista para su dueña.

Mes y medio después, la niña estaba en casa. Luego de algunas noches de dormir con sus padres, decidieron que debería dormir en su cuna…la dicha les duró sólo un par de semanas.

Antes de dormir, los padres escucharon que su bebé respiraba agitadamente en el monitor, rápidamente acudieron a su habitación y la revisaron de pies a cabeza, estaba llena de granitos y tenía mucha dificultad para respirar. Luego de que el pediatra de la niña no respondiera el teléfono, acudieron a un centro de salud pero fue demasiado tarde. La pequeña se había ahogado.



Su muerte fue clasificada como un accidente, algo le había causado una terrible alergia que le cerró las vías respiratorias. Luego de analizar detalladamente el cuarto de la niña, los especialistas determinaron que el problema había sido la cuna, esta tenía un nido de terminas que los padres no habían visto.

Si bien las terminas no transmiten enfermedades mortales ni pican o muerden, sí pueden causar alergias. A la par, hacen sus nidos con su propia saliva y excremento, en conjunto, esto desencadenó la reacción alérgica que causó la muerte de la bebé, le cerró las vías respiratorias.

Los médicos tratantes indicaron que para que la historia no se repitiera,  invitaban a que cuando se adquirieran muebles usados como las cunas, siempre se fumigara o se consultara a un experto en plagas, así el bebé podría estar seguro.



Recomendados

BADABUN te recomienda