Mira por qué NO debes pedirle a tu hijo que diga MANDE. Es humillante


Actualmente utilizamos el "Mande" cuando no escuchamos lo que se nos dice y como una forma educada para pedir que se nos repita lo dicho. También lo usamos para responder a las personas mayores o nuestro jefe en el trabajo.

Se utiliza tan frecuentemente que cuando fuimos pequeños nuestros padres nos regañaban si respondíamos ¿qué? en lugar de mande. 

Pero ¿alguna vez te has puesto a pensar de donde viene esta expresión? Su origen data de la época colonial, cuando los españoles eran los patrones y dueños de todos los indígenas mexicanos. Básicamente era una forma en la que el indígena mexicano se sometía a la voluntad del patrón, era una muestra de respeto y disposición absoluta. 


En pocas palabras al decir "Mande" el esclavo entregaba su voluntad y disposición para que el patrón ordenara. 

Esta palabra representa cientos de años de sometimiento de todos los indígenas a la voluntad de los españoles, y lo peor es que lo hemos adoptado como algo normal en nuestra forma de vida. 

Por esta razón, si queremos realmente modificar nuestro modo de vida podemos empezar a cambiar la forma en la que hablamos, de lo contrario, cada vez que educamos a un niño y le decimos que debe responder "mande" lo estamos empujando de manera indirecta a que siempre se someta a la voluntad de los demás.


Nuestra libertad abarca todos los aspectos de nuestra vida, así que de ahora en adelante evitemos de todas las formas volver a decir "Mande" y comencemos a utilizar el dime o el ¿puedes repetirlo?, etc. 

Si el artículo te pareció interesante por favor COMPARTE, danos LIKE y no te olvides de SEGUIRNOS en Facebook.  


Recomendados

BADABUN te recomienda