Mujer perdió la vista de un ojo por este ERROR al desmaquillarse


Cuando las mujeres se desmaquillan tienden a pasarse la toallita desmaquilladora o una toallita cualquiera por toda la cara sin importar qué parte tocan, lo único que quieren hacer es deshacerse de la máscara de colores que llevaron durante el día e irse a dormir. Si es que no se desmaquillan mientras se están quedando dormidas.


De una acción tan sencilla como lo es desmaquillarse pueden surgir ciertas consecuencias, y es lo que veremos a continuación en esta historia sorprendente.



Monterrey, Nuevo León.- Carolina Montes es una joven de 22 años que estudia comunicación, como parte de su carrera tiene que estar bien presentable para grabar algunos noticieros universitarios, así que el mundo del maquillaje lo conoce bien.

Carolina venía desarrollando un malestar en la cavidad bucal desde hace varios días, siempre andaba con un mal sabor en la boca y  una resequedad que no quitaba ni con miles de labiales, pero Carolina no le puso mucha atención y simplemente decidió ponerse más rígida con su higiene bucal.

Después de varios días en esa situación comenzó a experimentar dolores bucales  y una hinchazón del lado derecho de la mandíbula, mientras que notaba que un enrojecimiento invadía la parte superior de su cuello.

En fin, aún así sólo decidió tomarse unas pastillas para el dolor porque eran las últimas semanas de grabación del semestre y casi diario estaba frente a las cámaras.

Pasaron tres semanas y los síntomas se hicieron más fuertes, la joven había decidido que iría al doctor al día siguiente. Esa noche se desmaquilló como de costumbre.



Cuando amaneció su ojo derecho no quería abrir, al parecer estaba atascado con una capa de lagañas y tuvo que mojar el ojo con agua caliente para separar los párpados, grande fue su sorpresa que al abrir el ojo, su visión sería borrosa…

Preocupada y en pánico se dirige con el doctor,  mientras que lo borroso había aumentado en el camino. El doctor la tranquilizó y comenzó a revisar y cuestionar, después de unos estudios se reveló que la joven había cargado con una infección en las glándulas salivales por mucho tiempo, y que éstas ya habían empezado a  inflamarse y a causar dolor.

Pero aún faltaba resolver el misterio de la visión del ojo derecho. Pero rápido llegaron a la conclusión de que las toallitas que usaba para desmaquillarse no eran antibacterianas y que siempre se despintaba primero los labios antes que los ojos, así que las bacterias de la saliva de Carolina habían entrado en su ojo derecho, lo que había causado un severo daño en su visión. 

En la boca habitan miles de bacterias que si bien son normales, cuando existe infección se expanden y se hacen más peligrosas, tales como el estreptococos y la Porphyromonas gingivalis, la cual ayuda a desarrollar gingivitis.

Al principio sólo fue borroso, pero conforme pasó el tiempo Carolina se quedó ciega del ojo derecho a causa de su infección en las glándulas salivales.

Es importante que se cuiden todos los aspectos de la salud, porque casi siempre, las pequeñas cosas terminan siendo de las más destructivas.

En BADABUN queremos un mundo más sano y tú  puedes ayudarnos a lograrlo. SUSCRÍBETE a la página, dale LIKE al artículo y COMPÁRTELO  con todos tus SERES QUERIDOS

¡Juntos por un mundo mejor!


Recomendados

BADABUN te recomienda