10 castigos que los maestros en México imponen pero son ilegales


Cuenta la leyenda que hace muchos años, algunos profesores eran muy respetados por la sociedad, considerados todos unos eruditos de la materia y principales formadores en la educación  de los niños, donde la misma autoridad y el apoyo del padre recaía directamente en el mismo maestro, con la tal frase de los padres que decían “Si mi hijo se lo merece, ¡Dele!” Estas reprimendas eran tan fuertes y duras que en los propios alumnos les despertaba miedo y confusión que hoy en día son problemas muy serios en la salud y son factor principal en la personalidad de todos aquellos que fueron víctimas y hoy repercuten en su adultez.


A continuación te presentaremos algunos ejemplos como también sus consecuencias y quizás con todo esto te expliques muchas cosas de tu vida y así le dejes de estar culpando al destino por ello.

1.- Colocarse contra la pared.


El profesor lo utilizaba mucho con aquel alumno que no tenía control de él y optaba por separarlo del grupo. Las consecuencias hoy se manifiestan en un adulto con el trastorno de “Hikikori” que se relaciona con el aislamiento social agudo, en donde las personas se aparatan de la vida social.

2.- Repetir páginas de los errores. 


Esto era un castigo demasiado pesado, en donde el hecho de formar alumnos a prueba de error, estos eran sometidos a métodos de repetición y corrección de errores. Ya de grandes estas personas se vuelven compulsivos y adictos a sustancias tóxicas.

3.- Jalar la patilla u oreja.


Este tipo de castigo era utilizado cuando de plano al profesor lo habían sacado de sus casillas, todo esto se asocia con enfermedades relacionadas a la pérdida de la audición y del cabello, aumento en la capacidad de fatiga, problemas para caminar, alteraciones del sueño, lentitud en movimientos y por si fuera peor, depresión grave con intento de suicidio.



4.- Orejas de Burro


Típico implemente del profesor que utilizaba para señalar a un alumno com problemas de aprendizaje sin saber este, que todos estos alumnos sometidos a la humillación afecta en la salud mental del alumno generando ya de adultos que estos sean agresivos, hostiles y amenazantes.

5.- Sostener libros con ambas manos.


Este era un castigo que al maestro se le ocurría cuando tenía los demás castigos ocupados, consistía en que el alumno sostuviera libros en cada una de sus manos y este no los bajara hasta que el profesor se lo indicara. A la larga esto repercute en el deterioro del sistema musculo-esquelético en edades tempranas y envejecimiento acelerado.

6.- Correr alrededor del patio.


Otro castigo dentro de la lista de los profesores, consistía en mandar a sus alumnos a dar 10 vueltas alrededor de la cancha soportando el calor intenso de la mañana y con la finalidad de agotarlos y así tenerlos pasivos en su propio lugar. Los problemas de presión y uno que otro ataque de corazón son condicionantes para presentarse en la adultez.



7.- Reglazos


Este era un acto totalmente físico donde el maestro lo utilizaba en manos y piernas cada vez que un alumno lo ameritaba. A lo largo de los años se comprobó  que de tanto abuso de golpe provocaban distrofia permanente y en sus peores casos artritis reumatoide debido al deterioro de tejidos.

8.- Prohibir salir al recreo


Este castigo era ocasionado por dos causas, la primera era por no haber llevado la tarea y la segunda por no terminar a tiempo el trabajo en clase. Ningún profesor puede evitar la socialización y su esparcimiento del alumno. Este punto origina auto-reproches con sentimientos de culpa, sueño y desinterés por aprender. 

9.- Suspensión de clases o Expulsión.


En este punto es lo más extremo que un alumno podía tener como castigo dentro de una escuela, el tiempo de suspensión no era mayor a 3 días y si este volvía a reincidir era una expulsión definitiva. Dentro de muchas generaciones, miles de alumnos se vieron relacionados con este castigo y la mayoría de estos nunca más volvieron a sus estudios, orillados en su desesperación por seguir pasos delictivos manifestando agresividad e intimidación en su comportamiento.

10.- Lanzar cosas


Todo alumno era blanco fácil por el profesor y nadie estaba seguro que en el momento menos esperado, de la nada viniera cualquier objeto a través del aire y te golpeara a donde te cayera, esta técnica era utilizada para el alcance y control del grupo. Esto repercute en lo psicológico directamente con un comportamiento de esquizofrenia “sentir que es uno acosado” y depresión.

Indiscutiblemente los tiempos han cambiado, el alumno es protegido totalmente y el maestro reprendido. Lamentablemente este sistema tardo mucho tiempo en cambiar y pues la mayoría de la población estén viviendo las consecuencias. El comportamiento de una sociedad es el reflejo de una educación, no juzguemos sin saber el verdadero origen del problema.

Nos encanta mantenerte informado y verte sonreír.  SUSCRÍBETE a la página, COMPARTE este artículo con todos tus AMIGOS y  déjanos tus comentarios, estaremos agradecidos de recibirlos.


Recomendados

BADABUN te recomienda