13 sencillos trucos para bajar de peso en menos de 1 mes. Verano aquí voy


Muchas veces, lo que más se interpone entre nosotros y el cuerpo de nuestros sueños, no es nuestra falta de voluntad o nuestros hábitos súper negativos, sino nuestra RUTINA DIARIA. La clave es alimentarte sanamente, pero si no haces la suficiente actividad física, necesitas reducir por mucho el número de calorías. Desgraciadamente, si eres un tipo trabajador, un “Godínez” común, comes más en la calle que lo que comes en tu casa, y como todos sabemos, la calle no siempre ofrece un menú muy saludable. 


Si siempre comes en la calle, pues tu rutina así te lo exige, estos son algunos consejos para ti:

1.- Encuentra un restaurante nuevo que te ofrece platillos saludables


Súper importante, aunque en tu afán de adelgazar decides comerte solo dos de canasta, siguen siendo comida poco balanceada y saludable, por lo que bajar la porción no te servirá de mucho. Necesitas encontrar opciones variadas y saludables. 

Tu nuevo restaurante debe de tener 3 características: Saludable, cercano y accesible a tu economía. 

2.- No te confundas, lo saludable no es malo ni aburrido


Si eres de esos que si no come carne no se siente satisfecho, definitivamente vas a tener que cambiar tus hábitos alimenticios. Trata de dejar las carnes rojas. Puedes comer pollo una vez a la semana y carne otra vez, pero evita hacerlo diariamente. Es lo mejor que puedes hacer por tu salud. 

3.- Sé el primero en pedir


Si eres el primero en ordenar en el restaurante, no te verás influenciado ni antojado por las decisiones que los otros escojan. Recuerda que tienes un objetivo, no permitas que una distracción te separe de tu meta. 

4.- La clave es: comer ligero


La clave es tratar de comer bajo en grasa, sin azúcar y de preferencia fresco y natural. En muchos restaurantes tienen la opción de pedir los mismos platillos pero en un formato más saludable y ligero. 

5.- Ingiere más frutas y grasas buenas antes de comer


Estamos hablando de las grasas buenas, esas que se encuentran en las frutas y en las nueces. Come a media mañana un vasito de frutas con un poco de yogur y almendras, esto evitará que te empaques un desayuno gigante más tarde. 

6.- Deja el refresco, bebe agua de sabor sin azúcar


¿Quieres adelgazar? deja la soda. Las cantidades de azúcar que contienen los refrescos son tan grandes, que convertirían a un atleta en un obeso en poco tiempo. 

Si quieres lograr tu meta, este es el primer paso. NO MÁS COCA-COLA.

7.- Haz que te retiren la canasta de pan


La clave es eliminar las tentaciones. Si tienes en frente el pan, tarde o temprano terminarás comiendo. No permitas que esa tentación te venza, así que pídele al mesero que se lleve esos totopos, que tu no vas a salirte de tu camino. 

Los carbohidratos son el peor enemigo de la dieta. Si lo que buscas es bajar de peso. Este es el segundo paso. 

8.- La ensalada es una trampa, ¡CUIDADO!


Estudios han determinado que en la gran mayoría de los casos, las personas que piden una ensalada pequeña terminan consumiendo después un platillo más grande. 

9.- Pide todos los condimentos a parte


De esta manera tendrás en mente una más clara aproximación de cuántas calorías estás consumiendo. Aunque no parezca, los aderezos tienen un alto contenido calórico y es muy fácil que en tu afán de dar sabor, conviertas a tu ensalada en una alberca de calorías. 

10.- Comparte platillos


Si no puedes contenerte de pedir ese platillo sumamente grasoso y delicioso, en vez de limitarte, comparte. Pide ese platillo pero divídelo con tu acompañante, así no estarás pecando del todo, solo la mitad. 

11.- Ordena la mitad para llevar


Una técnica increíble, es pedir para llevar la mitad de la comida que ordenaste, la otra mitad la comerás en el restaurante. Al final, te comerás tu otra mitad, pero lo harás cuando te vuelva a dar hambre. 

Es mucho mejor comer poco varias veces al día, que mucho una sola vez. Así tu metabolismo se mantendrá activo. 

12.- No pidas platillo, pide botana


Si te toco comer solo y no quieres comer todo un platillo grande, pide entradas como si fueran tu plato fuerte. 

Las botanas son la opción perfecta, pues son pequeñas y limitadas, pero en general son lo suficientemente vastas para saciar tu hambre. 

13.- Lo más importante de todo. Elige la comida inteligentemente


Aquí viene el trabajo difícil, disciplina. Pero te aseguramos que siguiendo estos consejos, los resultados serán inmediatos. 

Cuando tu platillo venga acompañado de papas o pasta, cambia ese acompañamiento por verduras o ensalada y en lugar de tomar botana, pide una sopa. 

Te dejamos una imagen muy útil.


Y tú ¿estás listo para perder todos esos molestos kilos de más?

Si te gustó la nota dale LIKE y COMPARTE con todos tus amigos, COMENTA que nos encantará escucharte y recuerda ¡SUSCRÍBETE! encontrarás más notas y artículos de tu interés. En BADABUN nos importa mucho brindarte la información necesaria para que puedas mejorar tu salud y tu estilo de vida. Gracias por confiar en nosotros, HASTA PRONTO


Recomendados

BADABUN te recomienda