NUNCA dejes que tu hijo duerma con un chicle en la boca. Mira por qué



Muchas personas acostumbran a masticar chicles por muchas razones, ya sea para calmar el mal aliento, por ansiedad, por el sabor o para combatir el sueño. Lo que no saben es lo peligroso que puede ser esto, y no por las caries ni los daños que sufren los dientes, sino porque mucha gente se queda dormido con ellos en la boca… y los males que pueden ocasionar van más allá de despertarte con el chicle pegado en el pelo… 


La goma de mascar, comúnmente conocida como chicle, es un dulce masticable compuesto de plástico neutro o goma de xantano. A esta base se le agrega saborizantes, colorantes y una gran cantidad de químicos para añadirles sabor, consistencia y durabilidad. 



Son unos dulces prácticamente irresistibles para muchas personas. Muchos acostumbran a masticar estos dulces para pelear contra el sueño, pues se piensa que se entretiene a su cerebro en algo y que no se duerme. Esto es algo que tienen que dejar inmediatamente, pues los peligros a los que se exponen son mortales.  

En el Hospital General de la ciudad de México, se dio un caso donde las enfermeras recibieron a un niño de 8 años, que sin explicación alguna dejó de respirar. Los padres pensaban que se trataba de un paro respiratorio o un colapso en los pulmones. La casi imposibilidad del niño para respirar, los hicieron salir de su casa a la sala de urgencias. 

Desafortunadamente, el niño llegó en estado de coma, por lo que fue imposible conocer sus síntomas y causas del mal. El lamentable suceso llevó al pequeño a fallecer, ya  no hubo nada que los doctores pudieron hacer para regresarlo a la vida. Una lamentable tragedia. 

En las investigaciones posteriores que se hicieron para determinar la causa de muerte, se encontró una bola de goma de mascar adherida a su tráquea, la que imposibilitaba el paso de aire hacia sus pulmones y la definitiva causa de su muerte.  



El cuerpo pericial determinó que el niño se tragó la goma de mascar sin darse cuenta, pues de lo contrario hubiera podido expulsarla con tosidos. Debido a la posición boca arriba, con la que solía dormir, la goma de mascar se introdujo y adhirió a la vía respiratoria cuando el niño estaba dormido… 

Una razón muy importante para no usar chicles al momento de combatir el sueño. Puede resultar mortal. Ojalá la terrible experiencia de esta familia sirva para hacer conciencia en la ciudadanía y evitar este tipo de peligros mortales. 

Si te gustó el artículo, SUSCRÍBETE a la página para recibir más notas como esta, déjanos tus COMENTARIOS estaremos agradecidos de recibirlos COMPARTE con todos tus AMIGOS


Recomendados

BADABUN te recomienda