10 grandes errores que cometí como novia (hoy soy la ex)


Suena horrible decir que el amor no dura para siempre y que una persona puede ser responsable de aniquilarlo, pero en los matrimonios sucede más de lo que quisiéramos admitir. 


Luego de hablar con varias mujeres casadas de diversas edades, encontramos 10 errores típicos que pueden arruinar el matrimonio, algunas lograron salvar su relación pero otras se convirtieron en la flamante “ex - esposa”. ¿Estás en ese camino? ¿Estás cavando la tumba de tu relación? Ten cuidado con estas fallas : 

1.- Te olvidas de ti

Muchas mujeres se casan y se dedican en cuerpo y alma al esposo, después llegan los hijos y se convierten en su prioridad. Lo que en un principio se hacía con amor, llega a ser una carga, abandonan al hombre sin pensar que un día los hijos se irán y con los años reclaman que “dejaron todo por ellos”. Sumémosle que la confianza y convivencia hace que descuiden su aspecto personal. Cambia esto tomando tiempo para ti diariamente, una lectura, un programa de tv, un momento a solas con una taza de café cuando todos duermen o antes de que despierten…encuentra lo que mejor te acomode. 

2.- No ponen límites a la familia y amigos

Todos opinan de la relación, todos saben lo que está mal…y sólo conocen una versión de la historia, la de quien la cuenta. Convierten a la otra persona en el villano y empiezan a tratarlo mal creando infinidad de fricciones. Mejor aprende a que una relación es de dos, que los trapos sucios se lavan en casa y que sólo ustedes sabrán cómo arreglar sus problemas, no necesitan a los demás. 

3.- No reconocen los esfuerzos de su pareja

Si el hombre no trabaja se le califica de flojo y desobligado, si trabaja hasta horas extras se le califica de ausente y hasta se le acusa de ser infiel. ¿Has pensado el gran esfuerzo que hace? ¿Has pensado que quisiera estar con su familia en lugar de la oficina? Es fácil, solo dile lo importante que es para ti cada uno de sus esfuerzos.

4.- No lo guiaron en la cama

Esa flama que había se perdió y los encuentros se convirtieron en una simple rutina donde ellas no se tomaron la molestia de decir lo que querían, lo que faltaba y llegaron a un punto de hartarse por estar insatisfechas. ¡No caigas en eso! Si algo no te gusta dilo, si algo te falta dilo, si algo deseas DILO, 

5.- Dejaron de cumplir las fantasías de él

Algunas se enfocaron en su propia satisfacción e ignoraron lo que él quería, dejaron de hacer las cosas de una manera especial y cayeron en la rutina, cumplían por “cumplir” y lo orillaron a buscar amor en otros brazos. 

6.- No aprendieron a discutir

Decían lo primero que les venía a la mente, gritaban, daban portazos y no llegaban a ninguna solución para el problema. Quizá no hacían tantas cosas y peor, ignoraban el problema. De esta manera los problemas crecieron al grado de aplastar la relación. Lo mejor es abordar el problema ambos con la cabeza fría y buscar una solución para que tal problema no se repita. 

7.- No admitieron sus errores

Cada vez que hubo un problema encontraron la manera de hacer sentir al hombre culpable y aunque descubrieran que no era así, jamás le pidieron perdón. El hombre terminó por sentirse humillado y sin valor hasta que dejó de sentir amor. Más vale admitir un error que pedir perdón sin que nadie escuche. 

8.- No tuvieron detalles con ellos

Las chicas crecen esperando ramos de flores, chocolates y otros detalles, se molestan cuando el hombre no los brinda pero…¿qué detalles tienen con ellos? Si bien el romanticismo tiene como fin mostrarle a la persona lo importante que es para nosotros y al mismo tiempo hacerles sentir muy especiales, bien vale la pena tener detalles con los chicos. 

9.- No hicieron el esfuerzo por entender su mundo

Fueron algo egoístas al esperar todo de ellos sin dar nada a cambio. Siempre se quejaron de que él se quedaba viendo fútbol sin sentarse a ver un partido con ellos o sin tratar de entender el deporte, no se interesaban en sus gustos o lo que ellos querían hacer. ¿Alguna vez te has preguntado qué ha entendido él de ti y tú de él? Quizá estés a tiempo de corregir lo que has hecho mal.

10.- No los convirtieron en sus mejores amigos

Todas las chicas tienen una mejor amiga que les acompaña en lo bueno y lo malo, pero una vez que se casan, aunque sigan queriendo a esa amiga, olvidan que el marido es con quien más compartirán experiencias únicas, momentos buenos, momentos malos…y cuando el buen físico desaparece y las mariposas ya no se sienten en el estómago, todos quieren estar con su mejor amigo. Ese hombre es digno de toda tu confianza, de poder decirle algo gracioso, importante y quizá tonto, pero que sea lo que sea te escuchará y te apoyará o te dará el mejor consejo. Él conoce todo de ti hasta lo que no te agrada admitir o que no quieres que te recuerden, no lo olvides, una buena pareja te hace una mejor persona.

Esperamos que estas reflexiones te ayuden a llevar tu relación a otro nivel, donde será perfecta con lo bueno y lo malo. 

¿Qué punto te impactó más?

COMENTA al respecto y COMPARTE con tus amigas y familiares. Si la lista te recordó experiencias pasadas, dale LIKE y SUSCRÍBETE a nuestra página, en BADABUN queremos que tengas una vida llena de amor. 

Fuente:  Upsocl


Recomendados

BADABUN te recomienda