7 razones para NUNCA dejar de vivir con tus padres. Quédate hasta que mueran


¿Habrá alguna idea que merezca no ser pensada de nuevo? Sin duda es una gran frase del escritor Elías Canetti y la cual nos deja pensando bastante, debido a que algunos jóvenes toman decisiones precipitadas en la vida y las cuales se deben de pensarlo más dos veces, tal es el caso cuando deciden alejarse de su familia. Se han revelado unas cifras por parte del INEGI en donde la mayoría de los jóvenes entre 18 y 34 años de edad viven con sus padres, un hecho de mal gusto en comparación para otros que llevan tiempo siendo independientes en la vida, enfrentando las circunstancias sociales y económicas que implican el vivir solo.


Así que, si tu deseo era buscar independizarte, no es que seamos aguafiestas pero a continuación te compartiremos algunas razones por la que es mejor nunca salir de la casa de tus padres.



1. La presencia de alguna enfermedad.

No existe mejor tratamiento para curar a un enfermo que tus propios padres estén al pendiente por la mejora de tu salud. De caer en cama, tu mami o abue de seguro te consentirá tal como todo un rey.

2. Casualidades de la vida.

Si las llaves de tu casa se te perdieron en la calle, todo se solucionará con tan solo tocar la puerta y pedir el favor que te abran. Asunto arreglado.

3. Más dinero para ti.

Ya te pusiste a pensar en todo lo que te gastarías en renta, ropa, comida, gustos, detalles, pasajes, etc. Yo que tú, mejor lo pensaría bien.

4. Gozar de privilegios.

El vivir con aquellos que te dieron la vida permite usar ropa limpia todo el tiempo, bien planchadita y sólo esperando el momento en el que la uses. ¿Acaso piensas sobrevivir sin ellos?

5. Eres más productivo.

Tus días son flexibles para hacer y deshacer todo aquello que te plazca, pues sin tener nada que hacer, puede ser que tengas tiempo libre para realizar lo que tú quieras.



6. Siempre tendrás compañía.

No podemos vivir solos, necesitamos de compañía para comunicarnos, compartir afecto y hasta para que alguien te auxilie  cuando en el baño se te acabó el papel.

7. Mucha comida.

Cambiar el refrigerador de tu mamá por unas sopas maruchan, es sinónimo de que buscas tu perdición. Valora esa comida que tienes pues esta es una de las razones principales, que te hace extrañar más tu casa cuando estas lejos de ella.

Nos despedimos con la siguiente frase que dice: “Cuando las cosas se piensan bien, el resultado es provechoso y cuando se piensan mal, es totalmente desastroso”. La verdadera cuestión no es si te encuentras listo para irte de la casa de tus padres, sino, realmente preguntarte si estás preparado para independizarte y hacerte cargo de un hogar.

Estimados lectores, ¿Ustedes que opinan?

En BADABUN nos encanta hacerte reflexionar,  SUSCRÍBETE a la página, COMPARTE este artículo con todos tus AMIGOS y  déjanos tus comentarios, estaremos agradecidos de recibirlos.


Recomendados

BADABUN te recomienda