Alerta. Estudio reveló que los “focos de bajo consumo” son letales para la salud


Uno de los objetos para el hogar más populares de los últimos tiempos, el foco ahorrador, puede llegar a ser un peligro mortal para los habitantes del hogar. Durante los pasados años, hubo una campaña a niveles gubernamentales, muy fuerte para invitar a la sociedad al remplazo de sus focos convencionales por focos de bajo consumo, pero nunca se advirtió de su peligro…


Ahora te diremos cuál es el mayor riesgo que corre la vida de las personas por el uso de estos focos… 

Estos focos revolucionaron el mundo entero, pues se estableció desde su creación y en el inicio de su mercadeo, que contribuían a la protección del medio ambiente por su bajo consumo energético, y que también auxiliaban a la cartera de los consumidores, pues pagarían menos energía al final del mes. 

Se invitó a toda la sociedad a cambiar la totalidad de sus focos por este tipo de luz, e incluso hubo campañas donde se obsequiaron. Lo que nunca se hizo, ni por parte de las empresas que lo fabrican y lo distribuyen ni por parte del gobierno que los regalaba, fue advertir a las personas los peligros de estas luminarias. 

Un estudio hecho recientemente por el Departamento para el Medio Ambiente de Inglaterra, descubrió agentes químicos muy dañinos para el ser humano en el interior de estos focos. Lo que principalmente encontraron fue mercurio, un elemento altamente tóxico. 

El departamento inglés descubrió que al romperse un foco de estos, el ambiente cercano se llena del elemento mercurio. En un ambiente cerrado, como un baño, un cuarto o cualquier parte del interior de una casa, se invade de este elemento y si hay una persona cerca, respira todo el mercurio que sale del foco y se deposita en su sangre y pulmones… Esta contaminación puede resultar mortal en altas cantidades. 

Por este peligro, el departamento recientemente hizo una lista de cosas a hacer cuando se rompe un foco. Esto evitará por completo que expongas tu salud y peligres de intoxicarte por mercurio:

1.- Sal de la invitación y deja que el aire limpie un poco el ambiente. Espera 20 minutos cuando mínimo. 

2.- Ponte unos guantes de plástico, gruesos y nuevos si es posible, y limpia el área. 


3.- Puedes utilizar una mascarilla para no respirar directamente los pedazos rotos. 

4.- No uses una aspiradora, pues levantarás mucho polvo y mercurio. 

5.- Deposita los restos en una bolsa de plástico gruesa y tírala en un depósito exterior. No la dejes dentro de tu casa, pues seguirá saliendo mercurio de los pedazos de foco. 

6.- Pon un abanico durante 20 minutos para que se ventile toda la casa. 

Con estos sencillos pasos vas a reducir a casi nada la posibilidad de que te intoxiques por uno de estos accidentes con los focos de bajo consumo. Sigue estos pasos al pie de la letra cuando veas que se rompe uno, y comparte esta nota para que protejas a tus seres queridos. Cuídate y cuida a los tuyos. 

En BADABUN queremos un mundo más sano y tú  puedes ayudarnos a lograrlo. SUSCRÍBETE a la página, dale LIKE al artículo y COMPÁRTELO  con todos tus SERES QUERIDOS


Recomendados

BADABUN te recomienda