Las 10 razones más comunes por qué los niños se convierten en delincuentes


Vivimos en un mundo lleno de violencia, no cabe duda de eso. Hoy en día, las cárceles están llenas de personas, y cada día nuevos delincuentes son declarados culpables y llevados a prisión para ser encarcelados. Los conflictos armados en el Medio Oriente sofocan al mundo y tan solo en México, se registran aproximadamente 19 mil homicidios cada año. Las cosas están que arden, el mundo derrama sangre diariamente. 


Es responsabilidad de nosotros, los  padres de las generaciones futuras, educar a nuestros hijos en contra de la violencia, educarlos para bien y juntos hacer de este, un mundo mejor. Solo a través de la educación, podremos cosechar un futuro próspero. 

Si tienes hijos, estas son las cosas que debes evitar si quieres criar a tus hijos de la manera que más hace falta, la manera correcta:

1.- Tu indiferencia

Ignorar a los niños, dejar de poner atención a sus preocupaciones, gustos y anhelos, son uno de los principales factores que provoca en nuestros hijos diversos comportamientos negativos, tales como: la depresión, ansiedad, la envidia. Todos los seres tienen la necesidad de ser escuchados, cuando un niño deja de tener apoyo familiar, termina buscándolo en otros lugares. Es ahí donde, en la mayoría de los casos, nuestros hijos conocen la delincuencia. 

2.- Que te desquites con él

La frustración puede ser una emoción que nos lleve a decir cosas terribles que no queremos. A diferencia de los adultos, los niños son muy sensibles a las impresiones que nuestras reacciones les puedan provocar. Cuando de manera injusta te desquitas con un niño, tiendes a perder su confianza y posteriormente, la admiración y el respeto. Terminarás por alejar a esa personita que tanto te necesita.

3.- Que no le enseñes valores

Cumplir la labor de padre no es llevar a tu hijo a la escuela para que lo conviertan en una persona adulta y responsable. En realidad, los valores e ideologías se inculcan en la casa, es tu responsabilidad enseñarle a tu hijo las diferencias entre lo bueno y lo malo. 

La falta de valores y el poco sentido común, así como la insensibilidad y el dolor ajeno, pueden provocar que tu hijo se convierta en un delincuente de sangre fría. 

4.- Que le digas que es un bueno para nada

Hacerlo sentir menos, es lo peor que puedes hacer con tu hijo. Todos los seres humanos necesitamos comprensión, reconocimiento y apoyo, si no lo encuentra con su familia, el niño se sentirá desprotegido y lo buscará en otras partes, como grupos de amigos donde las influencias pueden ser peligrosas y negativas. 

5.- El ejemplo que ven de tu parte

El ejemplo que le des a tu hijo, es lo más importante que debes de cuidar. Los niños aprenden de lo que ven y si el niño crece rodeado de cosas ilegales, él las asimilará como normales. Recuerda “la palabra convence, pero el ejemplo arrastra”.

6.- Violencia entre los padres

Estudios han demostrado que un gran porcentaje de los criminales peligrosos tuvieron un pasado familiar muy doloroso. La gran mayoría de los criminales son producto de una familia violenta, donde el miedo y el peligro predominan en la niñez. 

7.- El lugar donde crece

El barrio, la calle o la colonia donde crecerá tu hijo será una gran influencia para sus gustos e inquietudes. Muchas veces los padres no tienen tiempo de estar al pendiente de los niños, pues en trabajo y la rutina ocupa gran parte, pero es muy importante tener muy presente qué clase de personas conocerá, pues pueden ser de mucha influencia para tus hijos. 

8.- Sus amigos 

Sin duda, los amigos son una parte muy importante en la formación de todos nosotros, y también pueden ser peligrosos si se deja al niño solo y a su suerte. Sobre todo en los barrios peligrosos, las amistades pueden descarrilar y confundir a nuestros hijos al grado de llevarlos a convertirse en delincuentes. Desgraciadamente esto es cierto, pon especial atención en las amistades de tus hijos y también en sus padres. 

9.- La escuela

Estudios han revelado que un porcentaje importante de criminales peligrosos sufrió bullying y abusos en su infancia. Generalmente estos actos suceden en la escuela, es por eso que debemos poner una especial atención a cualquier indicador de que nuestro hijo está siendo abusado por sus compañeros. La depresión, la irritabilidad, la falta de ganas de ir a la escuela, los pretextos para no ir, todos estos son indicadores de que algo anda mal. Abre los ojos, el futuro de tu hijo depende de eso. 

10.- La necesidad y la pobreza

Desgraciadamente, donde hay carencias, violencia y pobreza, hay ignorancia, miedo y falta de amor. La necesidad de dinero y el deseo de posesiones materiales, pueden convertir a tu hijo en un delincuente. El dinero fácil puede ser muy llamativo, pero los valores bien enseñados y la educación, pueden más que la violencia y la delincuencia. Enseña a tu hijo lo que es importante y no tendrá este problema. 

Detrás de toda historia de crimen y violencia, hay un pasado de carencias y de poco amor, solo a través de la educación podremos hacer cambios sustanciales en nuestra sociedad, pues el cambio viene de uno mismo. Como padre, es una gran responsabilidad educar a nuestros hijos para ser personas de bien en un mundo lleno de desigualdad y violencia. 

Si te gustó la nota dale LIKE y COMPARTE con todos tus amigos, COMENTA que nos interesa mucho tu opinión y recuerda ¡SUSCRÍBETE! encontrarás más notas y artículos de tu interés. Gracias por pasar con nosotros parte de tu día, HASTA PRONTO


Recomendados

BADABUN te recomienda