Niña de 11 años quedó embarazada y jamás creerás quién es el padre


Nuestra sociedad está cada vez más podrida. La familia que una vez era la encargada de establecer los valores y la moral entre sus miembros, hoy no está más haciendo esta labor. Todos los días vemos noticias acerca de eventos que suceden en el núcleo de la sociedad, que son sinceramente horribles. Parecen historias salidas de las películas de terror más feas filmadas en toda la historia del cine. 


Este suceso del que vas a saber a continuación, es uno de esos que no tienen nombre y lastiman la sociedad de la más fea forma. 





Una niña, de nombre Tressa Middleton, vivía en el seno de una familia promedio. Ambos padres siempre afuera, trabajando para poder hacerse cargo de la pequeña Tressa y de su hermano. Su padre trabajaba como cajero en una tienda de autoservicio, y en la noche se dedicaba a hacer trabajos de mecánica. La madre, atendía las mesas de un restaurante de cadena norteamericana, y luego llegaba a la casa a preparar la comida para la familia y a hacerse cargo, en la medida de lo posible, de sus dos hijos, de su educación y su bienestar. 

Unos padres ausentes, despreocupados por sus hijos, ocupados en sus trabajos y distantes, eran lo que estos dos chicos percibían… Solo que no comprendían que los dobles turnos en el trabajo, eran para darles una mejor calidad de vida. 

Desafortunadamente los adolescentes no miden, ni piensas la gravedad de sus actos ni de sus comportamientos, y fue en un momento en el que se nubló el criterio de estos jóvenes que hizo que todo tuviera un triste desenlace. 

Un día, la niña de solo 11 años se desmayó… La madre localizó al padre y le avisó de la situación. Ambos acudieron de emergencia al hospital donde les darían una noticia que cambiaría sus vidas por completo… La niña Tressa, estaba embarazada… 

Los padres no supieron cómo es que esto había pasado, no tenían sospechas de ningún padre ni de qué forma pudo haber pasado… Regaños, interrogatorios, castigos y hasta golpes tuvo que sufrir la pequeña niña para que por fin dijera qué es lo que había pasado. 

Resultó en una noticia que rompería el corazón de los padres… El hermano había abusado de su hermana y era el padre de ese hijo.  



Los padres no supieron cómo tomar eso, no supieron qué hacer con su hijo, ni con el futuro nieto… estaban desconcentrados y abrazados por una profunda tristeza. Aun así, como unos padres que le tienen amor incondicional a sus hijos, perdonaron al joven perturbado y no hicieron nada en contra de él. Simplemente decidieron tener al bebé, y debido a la imposibilidad económica de la familia, darlo en adopción.  

Tressa dejó escrito toda esta historia en un libro autobiográfico, que le ayudó a ella a salir de la depresión que este evento le causó, y el haber dado a su hijo en adopción. Afortunadamente comprendió, que no estaba en edad de estar a cargo de una nueva vida, y que era lo mejor para el futuro bebé… Una linda historia del verdadero amor de familia.



Recomendados

BADABUN te recomienda