4 mascarillas caseras para limpiar tu cara y eliminar el acne



Tener el cutis limpio es una misión muy difícil en nuestros días, ya que el alto consumo de café y las pocas horas de sueño que la mayoría de las chicas experimentan, están acabando poco a poco con ese cutis juvenil que todas deberíamos tener.


Sin embargo no todo está perdido y siempre es importante tener opciones al alcance por si acaso se pone muy feo el asunto, es más, qué le hace que no se ponga feo, tú debes cuidar a tu piel y a continuación te dejamos los diferentes tipos de mascarillas caseras que mantendrán tu rostro limpio y libre de acné. 

1.- Piel normal.

Si tu piel es normal, es decir, por lo general suave pero con momentos de resequedad, la mascarilla ideal para ti es la de huevo y miel.

Para hacerla sólo necesitas batir una clara de huevo y agregar una cucharada de miel natural de abeja y una cucharadita de limón, aplicarás en la cara y dejarás actuar por 20 min. Con esto prevendrás las arrugas y afinarás tu piel.



2.- Piel grasosa.

Si tu cara es de las que no quieren dejar de brillar como el sol cada que sales, entonces tu piel es grasa, siempre está produciendo grasitas y tienes que limpiarte la cara seguido, pero no te preocupes, ya que tu mascarilla oficial es la de fresas.

Mezcla media taza de fresas y machácalas, después agrega media taza de yogur sin dulce o crema, si la mezcla no está muy espesa, métela a refrigerar un poco, por lo menos media hora, aplica en la cara y el cuello y espera 20 min. Para luego retirarla con agua tibia.

3.- Piel seca.

Tu rostro es seco y pareciera que tienes un desierto en tu cara ¿no? pero también hay una mascarilla especial para ti y esa es la de plátano.

Conseguirás un plátano, una cucharada de miel y gotas de limón. Triturarás el plátano con los demás ingredientes, mezclarás perfectamente y aplicarás por lo menos 2 veces por semana, dejarás reposar por 15 min. Y enjuagarás con agua tibia.



4.- Piel desgastada.

Si parece que tu piel pasó  por peores momentos de estrés o que le pasaron muchas cosa encima que hizo que se desgastara de forma horripilante, entonces tu piel está desgastada y necesitas una mascarilla tonificante de pepinillo.

Cortarás un pepinillo en rodajas finas y las vas a colocar en la cara mientras las cubres con una toalla húmeda para que absorbas bien los nutrientes, déjalo por 20 minutos, retira las rodajas y enjuaga.

Nota: Recuerda que antes de aplicar cualquier mascarilla tu piel debe de estar muy limpia, no debes de enjuagarlas con agua muy fría ni muy caliente, también recuerda que después de que enjuagues y seques, tienes que aplicar una crema hidratante para que tu piel no sufra daños. Usa las mascarillas máximo tres veces por semana.

¿Conoces otras mascarillas que ayuden?


Recomendados

BADABUN te recomienda