5 tipos de panza en las mujeres y cómo eliminarla rápidamente



La pancita, la lonjita, la llantita, como la quieras llamar, es la peor enemiga de las mujeres, no importa de dónde lo veas, es algo que llena de terror y desgracia la vida de las féminas. Ya han intentado de TODO y parecería que ese pedacito de piel innecesaria NO SE VA y ya está bien acomodado en su cuerpo.


Pero antes de intentar deshacerse del problema es necesario conocer bien el terreno enemigo, por eso hoy nos dimos a la tarea de traerte los diferentes tipos de panzas y unas cuántas recomendaciones para que te deshagas de ellas ¿lista?

1.- La del estrés.



Esta es de las más comunes por ahí, ya que se origina debido al estrés en personas perfeccionistas, quienes por lo general se alimentan con cosas muy ácidas debido a su estilo de vida acelerado, lo que hace que sus intestinos se irriten y provoquen una hinchazón extraña en el estómago que va desde la zona del diafragma hasta el ombligo.

Cómo eliminarla: 

Duerme más temprano, practica técnicas de respiración y relajación, necesitas la meditación para que tu estrés disminuya, no tomes tanto café (aunque pienses que mueres sin él) y haz rutina de ejercicio moderado, unos 30 min. de correr, caminar o hacer spinning serán suficientes; mínimo tres veces a la semana.



2.- La de neumático.



Esta surge debido al alto contenido calórico de los alimentos que consumes, por lo general que tienen mucha azúcar o que son sumamente grasosos, como los tacos o las hamburguesas que te echas los fines de semana. 

Cómo eliminarla:

Definitivamente tienes que abandonar la comida chatarra si quieres bajarla rápido, reduce el consumo de alcohol y haz ejercicio, cardio es de las mejores opciones,  y si puedes practicar algo que involucre mover todo tu cuerpo mejor, como zumba o aeróbics. 

3.- La de embarazada.



Esta es la pancita que queda después de haber tenido a un hijo y por lo general se ve como un pequeño bulto muy redondo.

Cómo eliminarla: 

No intentes deshacerte de ella con ejercicios extremos, espera mínimo tres meses para que tu cuerpo se vuelva a adaptar al proceso de antes. Pero si quieres realizar una actividad, puedes hacer cinco series al día de ejercicios Kegel, lo que consiste en apretar y soltar los músculos de la zona pélvica, cada serie equivale a 20 repeticiones. Aliméntate de grasas buenas, como la aceituna, el aguacate, las nueces y las semillas de chía.

4.- El abdomen hinchado.



Todo va bien en la mañana pero conforme pasa el día, el vientre se va hinchando y llenando de gases que resultan increíblemente molestos, esto provoca el síndrome del intestino perezoso por el hecho de que se está en constante consumo de alimentos a los que se es intolerante, como los lácteos y las levaduras.



Cómo eliminarla:

Cambia tu alimentación por algo que contenga más verduras frescas, frutas y pescado, inténtalo por 15 días y organiza las comidas para que el desayuno sea la porción más grande, eso sí, no cenes tan tarde y no olvides tomar mucha agua. Los probióticos serán tus guardianes, así que consume productos que los contengan.

5.- La “pancita.”



Por lo general aparece en las chicas que son muy agitadas en su estilo de vida, que aunque coman de manera saludable y hagan ejercicio se les crea un pequeño bulto en esa zona del cuerpo.

Cómo eliminarla:

Es fácil, sólo tienes que alimentarte con proteínas ligeras y cosas con alto contenido de fibra como la avena y vegetales de hoja verde. En cuanto a ejercicio sigue la rutina de siempre, pero evita los ejercicios abdominales, ya que éstos hacen que aumente la curva inferior de la espalda, lo que provoca que el abultamiento se haga más notorio.

Ahora ya sabes, no dejes que esa pancita te amargue la existencia, recuerda que para todo hay solución, menos para evitar la muerte (de acuerdo a todas las abuelitas del mundo).

¿Qué tipo de pancita tienes

Fuente: okchicas.com


Recomendados

BADABUN te recomienda