7 razones que explican por qué el hombre no puede ser feliz con una sola mujer.


Mucho se dice acerca de la fidelidad, y de lo importante que es en una relación. La mayoría de las parejas de ahora, en cuanto hay un engaño deciden terminar la relación y dicen sentirse traicionadas… La infidelidad la consideran el peor de los insultos; sin embargo, hay varios estudios que demuestran que un hombre no puede vivir bajo la fidelidad. Pero no se trata del amor o del cariño ni de nada… todo es más sencillo de lo que parece. 


Aquí te dejamos 7 argumentos para que puedas tener otro punto de vista con respecto a las relaciones, al amor y al compromiso de pareja. 

1. Estar con solo una pareja es contrario a la naturaleza

No solo fue un estudio o una investigación la que dice que no es natural vivir siempre con una pareja, hay varias que así lo afirman. Se ha demostrado que para que un hombre, al igual que una mujer, se mantenga joven, con más esperanza de vida y más feliz, necesita tener más encuentros con diferentes personas. Tener solo un compañero para el resto de la vida, hace que ambos caigan en la rutina, que se apague el amor y que los conflictos aparezcan. Cuando una persona conoce gente diferente constantemente, el cerebro renueva su programación y permite que crezca y evolucione… Por esta razón, ningún animal tiene una sola pareja de por vida… 



2. El amor no es para siempre

Dejando de lado las películas románticas que has visto o las historias que has leído, la verdad es que el amor también tiene fin. Probablemente cuando acabas de conocer a alguien no lo sientas así, pero te darás cuenta conforme pasa el tiempo. Te comienzas a aburrir de hacer siempre lo mismo, toda la vida se vuelve igual y la persona busca una forma de traer algo interesante a su vida; suele ser una aventura fuera de la pareja… Hay que ser sinceros, el amor no es todo lo que necesitas ni es para siempre. 

3. Así no eran las cosas en el pasado 

En las civilizaciones antiguas, no existía tal cosa como la monogamia y el hecho de reclamar fidelidad a la otra pareja. Esto comenzó hace 2 o 3 milenios, cuando las personas empezaron a establecer religiones y códigos de comportamiento y conducta. Pero en aquellos tiempos, criar a un hijo era una actividad que se hacía hasta por varios hombres, pues uno podía tener muchos hijos con diferentes mujeres de una aldea y llegaba el punto en que todos los niños eran vistos como hijos de todos. Un poco extraño pero si lo analizas bien, eran sociedades más amorosas, pues a todos los trataban igual, con amor de padre o madre, todos eran hijos de todos. 

4. Las experiencias nuevas te hacen crecer como persona

Esta es una verdad muy importante. Cada vez que tú atraviesas por una situación en la que nunca has estado, sales de ella siendo una persona con más inteligencia y sabiduría. Si estás estancado en una sola cosa, jamás podrás mejorar. Tener encuentros con muchas personas, puede hacer que aprendas muchas cosas nuevas y trucos, lo que va a tener como resultado hacerte el mejor amante de la historia. Es una verdad muy interesante. 

5. Eres más feliz 

Es así de sencillo, entre más encuentros casuales tengas con personas con las que no conoces o conoces muy poco, tu felicidad va en aumento porque eso te hace sentir como una persona que puede conquistar. Tener esa sensación aumenta tu autoestima, la seguridad en ti mismo y por supuesto, tu felicidad. 



6. No estamos diseñados para una sola pareja

Algo que tenemos que tener presentes, es que todo tiene un propósito; en este caso se trata de la población mundial. Para que una especia pueda sobrevivir, necesita reproducirse, es obvio, pero algo importante para la información genética de una persona y para la evolución, es que haya mezclas de ADN. De esta forma, los errores que hay en las cadenas genéticas se van corrigiendo y la evolución produce mejores ejemplares. Por esta sencilla razón, los animales nunca se quedan con su misma pareja, y es muy difícil ver a animales con síndromes, condiciones o enfermedades como las que tienen los humanos. 

7. La fidelidad es un invento de la religión moderna

Puede que te moleste un poco este punto pero es verdad. Antes de las nuevas doctrinas cristianas e incluso durante el inicio del cristianismo, a los hombres se les permitía tener cuantas parejas quisieran y pudieran mantener. Las mujeres seguían estando sujetas a la voluntad de su esposo, lo cual es bastante machista; por esta razón, el hecho de que una mujer decida no pedir el compromiso de fidelidad, resulta en un acto de liberación que le va a dar más felicidad. 

¿Qué piensas de este tema?



Recomendados

BADABUN te recomienda