10 trucos que debes saber antes de casarte. Tu novio estará feliz


Limpiar nunca ha sido una idea que divierta a la gente, no es como que te levantes un día y digas “¡Yay, hoy voy a limpiar y me llenaré de polvo!” PARA NADA, pero lamentablemente es algo que tienes que hacer si no quieres habitar en un lugar lleno de suciedad y cosas oscuras que sólo afectarán tu bella alma, así que no te queda de otra.

Esto no tiene que ser tan horrible, ya que existen maneras de hacerlo todo más fácil  para que no te tardes toda una eternidad aseando los rincones importantes de tu casa. Por eso aquí te dejamos 10 trucos indispensables que te harán más llevadero ese mal rato.

1.- El ventilador de techo.

Qué flojera subirte y pasarte horas limpiando el polvo de tu ventilador, mejor utiliza una funda vieja de almohada y ponla en las cuchillas, verás que te deshaces de esa sustancia sucia mucho más fácil.

2.- Quítale las etiquetas a tus vasos y tazas.


Si no quieres dejar ese pedacito pegajoso en tu taza de “Batman” o “Minnie” que acabas de comprar, entonces sólo tienes que sumergirlas en un recipiente con agua caliente y ponerle una cucharada de fórmula concentrada (removedor de manchas) y verás cómo en cuestión de minutos las etiquetas comienzan a flotar.

3.- La plancha.


No se diga más y coloca un puñado de sal sobre la superficie en la que sueles planchar. Posteriormente coloca tu plancha en la acción de vapor y pasarla sobre la sal. Verás cómo  todo eso negro se despegará con mucha facilidad y rapidez.



4.- ¿Pelo por todas partes? los guantes de goma son la solución.

Por lo  general usas estos guantes para lavar trastes o limpiar tu baño con los diferentes químicos, pero esta vez los usarás para algo más sencillo. Mojarás el par de guantes y vas a comenzar a pasar tu mano para recoger los pelos de los animales (o los tuyos), te sorprenderá como todos estos  se comienzan a adherir en un dos por tres.

5.- Quita las manchas de grasa.


¿No sabes qué hacer con esa mancha grasosa que te ve todos los días? Sólo tritura un poco de tiza (gis) y espárcela sobre la mancha, déjala reposar un rato y cepilla con agua tibia, lo que sigue es lavar como de costumbre tu ropa y LISTO.

6.- No más olores nauseabundos.

El olor a humedad está en todas partes y no siempre se puede tener TODO ventilado, así que resulta una tarea un poco imposible, pero si no deseas que eso pase, lava tus toallas con agua caliente y después agrega una taza de vinagre, eso sí, NO USES DETERGENTE. Verás que los olores serán cosa del pasado. Si de plano no funciona puedes agregar ½ taza de bicarbonato de sodio al vinagre antes de lavar tus toallas.



7.- Muebles de madera como nuevos.


Mezcla ¼ de taza de vinagre y ¾ de aceite de oliva,  remoja un trapo con el resultado y frótalo en la superficie del mueble. Las marcas desaparecerán como por arte de magia.

8.- Un sanitario reluciente.

Es cansadísimo tallar y tallar el escusado hasta que quede “limpio”, ya no sufras y mejor tállalo con vinagre puro, verás qué radiante queda y de paso, será lo mejor para desinfectarlo.

9.- Una regadera perfecta.


Limpia las llaves de la regadera con un limón partido a la mitad, frota y deja reposar  algunos minutos. Para finalizar sólo enjuágalo con agua tibia. 

10.- No más  manchas en el sillón.

Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio, 1/3 de una taza de vinagre, agua tibia y una cucharada de detergente. Cuando tengas una mezcla uniforme ponlo sobre las manchas y sella con una capita de bicarbonato de sodio; déjalo reposar durante unas horas, después retira todo con la aspiradora y BOOM ¡LISTO!

Y para ti ¿Cuál fue el mejor truco? 


Recomendados

BADABUN te recomienda