8 razones por las que deberías tener mucho miedo de tatuarte. Te arrepentirás toda tu vida.


Antes de decirte cualquier cosa, quisiéramos dejarte esto en claro, un tatuaje es una modificación del color de la piel bastante dolorosa, en el que se crea un dibujo, una figura o un texto sobre la epidermis de una persona. ¿Es malo esto? Va dependiendo de la mentalidad de las personas  aunque en pleno siglo XXI aquellos viejos tabús han quedado al olvido. Pero realmente la gente que se lo ha hecho se ha arrepentido, argumentando ellos que un tatuaje te marca, literalmente, de por vida. Si tu idea es hacerte uno, te invitamos a leer la siguiente nota donde te expondremos las 7 razones por las que nunca debes de tatuarte o lamentarás las consecuencias. 


1.- Te ves ridículo

Seamos honestos, ningún tatuaje así por más lindo o bueno que sea esté hará que te veas excepcional, por lo contrario, luego de intentar que luzcas bien, empeorará las cosas. 

2.- De viejo se te verá fatal

Recuerda que vas contra el tiempo y este no te perdonará tus locuras, donde con la ayuda de la gravedad harán de esas obras de arte unos simples rayones. 


3.- Olvidarás su significado

Porque cuando te tatúas por lo general simbolizas algo que piensas o crees, pero recuerda que todo está en constante transformación, nuestra forma de pensar cambia con los años, pero el tatuaje ahí se queda. 

4.- No hace juego ni mejorará tu estilo de vida

¿Acaso tú crees que el llevar uno te hace diferente a los demás? Pues este arte no brinda poderes físicos ni mucho menos intelecto. Tu estilo de vida depende de los valores que tú te forjes como persona en tu edad adulta. Así que no creas que por llevar un tatuaje ya eres más especial que los demás.

5.- Te catalogará frente a los demás

Puede ser que esta mala decisión en tu vida tenga consecuencias sociales muy graves en donde tu persona será criticada y juzgada de mal modo. La sociedad te verá con  miedo y las oportunidades de trabajo no suelen favorecerte si llevas en tu piel un tatuaje.

6.- Problemas en tu cuerpo para sanar

En este punto nos referimos a enfermedades o complicaciones que tiene tu cuerpo para cicatrizar, como la anemia por ejemplo. En el caso de padecer alguna enfermedad más compleja como diabetes y leucemia, puede traer consecuencias mortales.

También es importante que consideres el peligro de las infecciones, ya que son algo en verdad doloroso y que en caso de complicarse pueden acabar con tu vida.

7.- Tu religión no lo permite

Dicen la escrituras de la Biblia que Dios no permite los rasguños en el cuerpo o ningún tipo de señal, pues aquellos que lo hagan, quedarán marcados por la sangre. Así que si tus intenciones son regirte por lo que dice la palabra de Dios, deberías olvidarte de los tatuajes.

8.- No podrás ser voluntario para donar sangre

Porque en el caso de que tengas que donar sangre a algún familiar amado por alguna emergencia, estás imposibilitado de hacerlo por un largo tiempo, y se puede perder una oportunidad de vida por una inconciencia tuya.

Con esta nota no pienso satanizar los tatuajes, porque de hecho siempre me han llamado la atención pero, sí te digo que si  vas a hacerte uno, tomes en cuenta lo que te dijimos y te asegures de pensarlo muy bien, antes de que la vida te pase las facturas de tus malos actos.


Recomendados

BADABUN te recomienda