Mi novio me viola desde los 14 años. Pero lo hace con amor

jovencita adolescente delito novio pareja amor estudios dolor
El amor es sin lugar a duda el sentimiento más hermoso de este planeta, sin embargo y pese a que estar con otra persona debería ser una experiencia positiva y llena de aprendizaje, la verdad es que muchas relaciones pueden convertirse en un infierno, tal es el caso de Paulina, una joven de tan solo 16 años quien segada por el “amor” ha sido víctima de constantes abusos por parte de su actual pareja.

Su historia comenzó hace poco más de dos años, cuando Paulina conoció a Raul durante la fiesta de 15 años de su mejor amiga. Pese a que Raul era 6 años más grande que ella, Paulina quedó perdidamente enamorada de ese amable joven, quien ademas de guapo parecía ser una excelente persona.

Aunque la diferencia de edades era muy evidente, el amor parecía haber flechado a Paulina, Raul era justamente como su hombre perfecto. Una semana después comenzaron a salir y a los dos meses finalmente la relación se concretó.

Como era de esperarse y debido a su gran experiencia, la presión que Raul ejercía sobre Paulina para que estuvieran juntos cada vez se hacia más evidente.


“La primera vez que me lo pidió solo le pedí tiempo, yo no me sentía preparada, acababa de cumplir 14 y además tenía mucho miedo. Al principio parecía entenderme pero luego comencé a sentir su molestia cada vez que me negaba. “¿Qué pasa? ¿No te gusto? ¿A caso no me quieres?” eran las preguntas que me repetía una y otra y otra vez.

Cuando cumplimos 4 meses, Raul me invitó a cenar, evidentemente mi mamá jamás permitiría que yo saliera sola en la noche, ni siquiera me daba permiso de tener novio, así que le pedí a Raul que nos viéramos a la salida de la secundaria y fuéramos a dar un paseo, así yo podría decirle a mi mamá que iría a hacer una trabajo en equipo.

Él llegó por mi en el auto de su papá y me dijo que me tenía una sorpresa. Manejo por mucho tiempo y finalmente llegamos a un sitio muy bonito pero completamente solo. Había cientos de árboles y él dijo que ese sería nuestro lugar especial. Platicamos por mucho tiempo, jugamos un rato y luego poco a poco comenzó a tocar todo mi cuerpo.

Aunque no puedo negar que al principio me gustaba, luego comencé a asustarme y le pedí que parara, pero él seguía. Raul me quitó el suéter y después empezó a meter su mano entre mi blusa y a apretar mis pechos. Soltó mi sostén y sus caricias cada vez se hacían más intensas, yo le pedía que parara pero él seguía, fue entonces que comencé a llorar mientras le gritaba que me soltara. Parecía un loco y justo en ese momento por primera vez me dijo que me amaba.


Yo no quería hacerlo pero al mismo tiempo aquello era como un sueño, Raul me amaba y yo no quería arruinar las cosas, no quería que él dejará de amarme por comportarme como una niña.

Empezó a meter su mano bajo mi falda y de pronto comencé a sentir sus dedos en mi V4Ĝ1N4. Yo sentía mucho dolor y volví a pedirle que parara pero en lugar de eso me empujó completamente sobre el asiento trasero, bajó su pantalón y comenzó a hacerlo mientras con sus manos tocaba mis ρЭch0s.

Yo no podía dejar de llorar, ni siquiera era capaz de distinguir exactamente mis sentimientos, tenía miedo, asco, dolor, vergüenza, sencillamente era lo más espantoso de mi vida, pero él me amaba…

Al terminar subió su pantalón, me pidió que me calmara y me dijo que me pasara a la parte de enfrente, pues teníamos que regresar antes de que mi mamá se diera cuenta. Ninguno de los dos dijo nada en todo el camino, al llegar a casa solo me baje del auto, subí a mi cuarto y me puse a llorar.

Ya no recuerdo cuántas veces ha pasado, mi novio me V l Ø L 4 pero sé que lo hace con amor, él me quiere y aunque no me gusta lo que me hace sé que un día las cosas cambiarán porque los dos nos amamos” señaló Paulina, una de las tantas chicas que segadas por un sentimiento y manipuladas por sus parejas, son víctimas día a día de los actos más ruines y asquerosos de este mundo. De acuerdo con diversos estudios realizados, 6 de cada 10 jovencitas sufren de V l Ø LÅ C 1 0 N por parte de sus novios y solo el 1% se atreve a denunciarlo.

No permitas que esto te pase, si conoces un caso como el de Paulina o tú estas pasando por algo similar, acude a las autoridades y denuncia, pues estás siendo víctima de un delito.

El amor no duele, no lastima, no avergüenza, no te daña !ABRE LOS OJOS! tú mereces respeto



Recomendados

BADABUN te recomienda