10 cosas que un cuerpo sigue haciendo aún después de muerto. Todavía puede tener hijos


Es posible que hayas escuchado a alguien decir que el cuerpo de un muerto se movió, habló o hasta que se hizo del baño. Y es que diferentes investigaciones sostienen que el cuerpo humano es una maquina perfecta que sigue funcionando incluso después de la muerte.

Sin duda es un tema que nos pone la piel de gallina, pero la curiosidad es más grande, por eso hoy te traemos 10 reacciones que puede tener nuestro cuerpo después de haber muerto.

1.- La piel se encoge

Si has tenido la oportunidad de ver el cuerpo sin vida de una persona habrás notado que su cabello y sus uñas crecieron, pero no es así, lo que sucede es que al perder la humedad la piel comienza a encogerse, dejando al descubierto mayor cantidad de pelo y de uñas.

2.- El cerebro puede vivir sin el corazón

Parece mentira pero no lo es. Cuando nuestro corazón se detiene y deja de bombear sangre, las células del cerebro comienzan a luchar por el poco oxígeno que queda. Este proceso solo se interrumpe cuando se presenta un daño severo en el cerebro. Sin embargo, si se logra inyectar el cuerpo con ciertos medicamentos, la actividad cerebral puede continuar por varios días.

Lo que significa que el cerebro tiene la capacidad de vivir sin el corazón.


3.- Células de la piel

Las células que forman nuestra piel no requieren la misma cantidad de oxígeno y nutrientes que las células de nuestro cerebro. Es por eso que pueden sobrevivir durante varios días.

4.- Seguimos orinando

Siempre pensamos que orinar es una función controlada, pero nuestro cerebro tiene todo el tiempo una parte trabajando en esto, es la misma parte que se encarga de regular la respiración y los latidos.

Varias horas después del fallecimiento el cuerpo tiende a ponerse rígido, pero mientras eso pasa todos los músculos están relajados, por eso es normal que los muertos orinen.

5.- Seguimos defecando

Lo hacemos cuando tenemos miedo, cuando nos ponemos nerviosos, antes de una entrevista de trabajo, etc. Pero al igual que con la orina, cuando morimos nuestros músculos se relajan y nuestro cuerpo comienza a desechar todo el excremento de manera regular.

6.- La digestión continúa

Recuerda que nuestro cuerpo lo compartimos con muchas otras formas de vida, estamos hablando de las bacterias que viven dentro de nosotros, y aunque te cueste trabajo creerlo ellas no mueren con nosotros. Así que pueden seguir trabajando durante varias horas en el proceso digestivo.


7.- Erecciones después de muerto

Seguramente lo dudas, pero esto pasa y es muy común, en especial en los hombres que murieron ahorcados. Lo que pasa es que este tipo de lesión afecta directamente la entrepierna del hombre, pero se trata de un fenómeno que también podemos ver en personas que recibieron balazos en la cabeza o que fueron envenenadas con potentes químicos.

8.- El cuerpo sigue en movimiento

Que un cuerpo quede sin vida no significa que se detiene por completo, de hecho muchos han podido comprobarlo por sus propios ojos, sobre todo las enfermeras. No olvidemos que el sistema nervioso sigue operando y enviando señales a la médula espinal, que es la que provoca estos tirones y espasmos repentinos.

9.- ¿Los muertos hablan?

El cuerpo humano está lleno de gases y cuando morimos estos gases se hacen más fuertes debido al trabajo de las bacterias. Los gases lo que hacen es buscar una salida y una de las más grandes es la boca.

Así que cuando escuches hablar a un muerto no te asustes, solo se trata de gases queriendo escapar por su boca.

10.- Dar a luz

Quizá piensas que es imposible, pero para tu sorpresa déjanos decirte que han existido varios casos en los que la mujer después de morir, expulsa a su bebé.

Este fenómeno lleva por nombre “nacimiento de ataúd”. Todo se debe a la relajación de los músculos y la expulsión de gases que sufre el cuerpo humano al morir.



Recomendados

BADABUN te recomienda