El perro despertó a toda la familia y no sabían por qué. Cuando vieron al niño todos lloraron

diabetes tipo 1 luke jedi accidente milagro labrador enfermedad salud tratamiento

¿Alguna vez te has puesto a pensar qué tan inteligentes son los animales? Nos referimos en específico a los perros. Estos peludos seres son capaces de muchas cosas, incluso de salvar la vida de un ser humano. Uno de estos casos es el de Jedi, un labrador de 4 años que vive en Estados Unidos.


Desde cachorro fue entrenado para detectar las bajas y altas de azúcar que presentaba Luke, el hijo de su dueña. El niño había sido diagnosticado con Diabetes Tipo 1 a los 2 años de edad, este tipo de diabetes no se produce por obesidad y mala alimentación, simplemente el páncreas deja de funcionar adecuadamente y quien lo sufre debe de acostumbrarse a medirse el azúcar contantemente para mantenerla controlada, una baja o una alta podría llevarle a un estado de coma y daños cerebrales irreparables.


La familia de Luke obtuvo a Jedi un año después del diagnóstico médico, a los 6 meses de edad inició su entrenamiento y a los 18 meses empezó a realizar las detecciones del nivel de azúcar sin fallas. Cuando Jedi siente que algo anda mal lleva un juguete a la madre de Luke, si el azúcar está alta levanta la pata y si está baja se acuesta, esto provoca que la madre tome las medidas necesarias y que Luke se reponga rápidamente.


Un día el esposo de Dorrie, la madre de Luke, salió de la ciudad. Ella estaba sola en casa con sus hijos y con Jedi, todos fueron a dormir y luego de un rato ella sintió que el perro brincaba sobre ella. Se despertó y lo siguió al cuarto de Luke, por las noches el niño dormía con un aparato que monitoreaba constantemente el azúcar en su sangre pero esa noche algo cambió. Dorrie midió el azúcar de su niño y estaba normal pero Jedi seguía inquieto y cuando la volvió a medir casi se detuvo su corazón, el monitor marcaba un horrible 57, una cifra letal, de no haber sido por Jedi, Luke hubiera muerto antes del amanecer.


El perro aprendió a detectar los olores de Luke de manera que ahí identificaba la baja de azúcar antes que su monitor nocturno. Luke sufría de hipoglucemias, esto es que su azúcar baja sin que él se de cuenta, si esto ocurre cuando duerme puede provocar su muerte.


Cada que Jedi acierta con si diagnóstico es premiado con una pequeña fiesta, esto lo motiva a cuidar mejor de Luke.


Hoy ambos compañeros son inseparables y Jedi cuida de Luke en todo momento. Los padres del niño cuentan con una página de internet donde recaudan fondos para apoyar investigaciones que buscan la cura de la diabetes y para crear conciencia del problema. Ahí también comparten imágenes de estos fieles compañeros que por cierto, deben sus nombres a la saga de “La Guerra de las Galaxias”.

Fuente: SavingLuke


Recomendados

BADABUN te recomienda