Muere niño de 10 años en parque acuático de forma escalofriante.

caida tragico kansas juego mecanico
Lamentable noticia. Lo que parecía que sería un día genial terminó convertido en una verdadera tragedia. El pequeño Caleb Thomas Schwab de 10 años de edad falleció en un parque acuático de Kansas tras aventarse de un tobogán de 51 metros de altura, mismo que por cierto, es considerado por los récords Guinness como el más grande del mundo.


Los hechos sucedieron en el parque acuático Schiltterbahn, cuando el pequeño salió volando de la lancha inflable debido a su pequeña estatura y bajo peso. Hasta hace pocos meses el lugar tenía restringido el acceso a dicho tobogán a los niños y exigía un peso y estatura mínima para su uso, sin embargo, hace poco eliminó dichas reglas permitiendo la entrada de todo aquel valiente que quisiera gozar de emociones fuertes.  Caleb Thomas fue uno de los primeros niños en aventarse.
Como era de esperarse el parque cerró sus instalaciones mientras se investigan los hechos; la noticia fue confirmada por el congresista republicano Scott Shwab, padre del menor.



Cabe destacar que el tobogán mejor conocido por “Verruckt” cuenta con 264 escalones tan solo para llegar al inicio y antiguamente requería una estatura mínima de 1.37 metros para que los turistas pudieran disfrutar del mismo.



Recomendados

BADABUN te recomienda