7 errores de belleza que todas las mujeres cometen. Tú misma te estás matando


Hay hábitos que nos ha inculcado la sociedad que hacemos de manera automática, pero ¿cómo sabemos si en realidad, esos hábitos son tan buenos para nuestro cuerpo como siempre nos han dicho?



No porque nos lo hayan enseñado desde pequeños, significa que está bien. Recuerda, al igual que la tecnología avanza, también lo hace el conocimiento. 




Es por eso que hoy te vamos a hablar de 7 hábitos que has realizado toda tu vida y que en realidad te están haciendo daño. Gracias a los avances en tecnología es que tenemos esta información: 


7.- Usar jabón antibacteriano diariamente 


Naturalmente, lo que de verdad te protege contra bacterias y microbios es el órgano más grande de tu cuerpo: la piel. Es la barrera que te cuida de las enfermedades y las infecciones. El abuso continuo de jabón antibacterial reduce la resistencia natural de la piel. Lo recomendable es utilizarlo sólo cuando haya una amenaza de infección, para la ducha diaria se recomienda el jabón neutro. 

6.- Bañarse todos los días 


Existe una gran polémica respecto a este tema. Algunas instituciones de salud recomiendan el baño diario como una forma de prevención para enfermedades e infecciones de la piel; sin embargo, otros médicos aseguran que el baño diario debilita a la piel y al cuero cabelludo, pues elimina las grasas esenciales que nos protegen del exterior. 

5.- Los contenedores de plástico


Desde la invención del plástico y su múltiples utilidades en la cocina a principios de este siglo, las amas de casa lo han aprovechado al máximo utilizando contenedores para conservar mejor y por más tiempo los alimentos.


Sin embargo, estudios recientes han demostrado que la utilización de estos productos de plástico a base de petróleo, desprende sustancias microscópicas en los alimentos que al ingerirlos por años pueden provocar cáncer. Así es, los derivados del petróleo no deben estar en contacto con los alimentos pues son productos sumamente tóxicos y dañinos para nuestro organismo. 

4.- Usar perfume con mucha regularidad


Muchas personas utilizan diariamente el perfume, pues los buenos olores atraen al sexo opuesto y los convierte en personas más agradables; sin embargo, las empresas fabricantes de perfume no quieren que te enteres del efecto negativo que estas sustancias pueden tener en el organismo de una persona. 


Por motivos de propiedad intelectual y ¨secretos industriales¨ las perfumerías no están obligadas a revelar qué químicos son los que utilizan para crear sus perfumes, y es por eso que nadie puede determinar si son dañinos, pero algunos investigadores aseguran que sí lo son. 


Lo recomendable para mejorar el aroma corporal es utilizar aceites esenciales con agua y una buena higiene. 

3.- Los pantalones de mezclilla 


Sin duda, los pantalones de mezclilla ajustados son una moda muy utilizada por mujeres y chicos del mundo entero. 


Lamentablemente, entre más ajustados estén los pantalones, más problemas circulatorios ocasionan, y por si fuera poco, no permiten una correcta transpiración del cuerpo, esto puede ocasionar hongos, infecciones y muchos otros problemas de la piel. 

2.- Cepillarse los dientes inmediatamente después de comer


Todos tus amigos, padres, maestros y hasta dentistas te dicen que debes lavarte los dientes inmediatamente después de comer; sin embargo, estudios recientes han demostrado que al ingerir alimentos, la boca y el estómago produce ciertos tipos de ácidos que al mezclarse con las pastas dentales producen un efecto negativo en el esmalte de los dientes. 


Lo mejor es esperar por lo menos 40 minutos después de comer para lavarte los dientes. 

1.- Beber jugos naturales cítricos 


Desde siempre nos han dicho que entre más natural es el jugo, más vitaminas tiene y es verdad. Pero entre más se expone a la temperatura ambiente poco a pierde sus propiedades, teóricamente uno pensaría que debemos tomarlo rápido, pero ahí es donde surge el problema. 


Cuando una persona consume mucho jugo en muy poco tiempo, la acidez en el estómago aumenta y afectando seriamente los órganos que lo rodean. 


Es recomendable que los niños muy pequeños no consuman demasiados jugos cítricos, pues podría afectar las enzimas naturales de su cuerpo, provocando problemas de digestión en los años posteriores. 
Recomendados
Recomendados