30 hermanos recrean sus fotos de infancia. Pinches gringos están bien enfermos…


Tener un hermano es esa relación de amor y odio que siempre vas a echar de menos. Puedes pegarle, decirle que lo detestas, hacer caras cuando se te acerca, pero ¡mucho cuidado! con que alguien intente hacerle daño, porque para pegarle sólo estás tú. ¡Así es! Ni siquiera los padres saben todas esas veces en las que prácticamente la habitación estuvo a nada de convertirse en escenario de un crimen. Pero ¿qué haríamos sin esos humanos latosos?  


Los años pasan tan rápido, que de repente te das cuenta que de la infancia sólo quedan recuerdos. A pesar de los vellos en el cuerpo, la barba, los kilos de más y unas cuantas arrugas, NUNCA es tarde para recordar, y qué mejor prueba que nuestra siguiente galería. Aquí vamos: 


1. ¿Es en serio?, ¿no había otra foto para recrear? 


2. ¡Están igualitos! 


3. Cuando tu hermano saca diploma y tú, pues… cargas su foto. 


4. Casi perfecta. 


5. El ángel y la diablilla. 


6. Esto es realmente adorable. 


7. ¡Por Dios! ¡Es demasiado peso para papá! 


8. Mamá con sus ¨pequeños¨ niñotes. 


9. ¿Y los chinos dónde quedaron? 


10. Menos mal que la chica no heredó tanto pelo. 


11. Creo que no entendieron lo que significa recrear una foto. 


12. Faltó poner atención a los personajes de atrás. 


13. ¡Genial! 


14. Después de unos kilos y unas cuantas rayas en el cuerpo. 


15. ¿Por qué mis hermanos no son así de divertidos? 


16. Verdadero amor de hermanos. 


17. ¡El pants! 


18. Seguro no fue fácil enterrarse en la arena. 


19. Cuando tu abuela sale a fuerzas en tus payasadas... No quiso abrir la boca. 


20. ¿Por qué tienen cara de psicópatas? 


21. ¿De todas las pantuflas del mundo tenía que elegir las de Pepa Pig? 


22. ¿Por qué los chinos no envejecen? 


23. ¿Y dónde quedaron las melenas? 


24. ¿Qué pasó? ¡La última tenía que enseñar los calzones!


25. Sí, ya se les veía lo rockstar desde pequeños.


26. Papá todavía aguanta pedalear. 


27. Así de rápido pasan los años. 


28. Se nota que no perdieron el estilo. 


29. ¡Jajaja!, la cara de la chica llorando.


30. De aquella inocencia ya no queda nada.


Recomendados
Recomendados