7 síntomas que indican que debes ir al ginecólogo YA. La #7 te está matando


Hay algo que causa mucho miedo a las mujeres en todo el mundo: la visita al ginecólogo. Seamos honestas. A nadie le gusta imaginar que le van a revisar sus partes íntimas, pero muchas veces eso hace que se desarrollen terribles enfermedades y cuando se quieren atender ya es muy tarde. 
Sabemos que la primera vez siempre es difícil. Digamos que es como el miedo que tienes al dentista en la niñez, pero aumentado. Lo mejor que puedes hacer es armarte de valor. Una vez que sientes molestias o que eres sexualmente activa no hay manera de escapar de la visita al ginecólogo, y hoy conocerás 7 señales que te dirán si debes consultarlo con urgencia: 


1.- Flujo oscuro y de mal olor 



Es normal que aparezca flujo en tu área íntima. Suele ser transparente y cuando estás ovulando se vuelve un poco más blanco y espeso, pero si es de colores verde, amarillo, o con tonalidades oscuras de rojo y café, acude al ginecólogo sin demora. Los cambios en la coloración están relacionados con infecciones y enfermedades de transmisión sexual. 

2.- Granitos 


El Virus del Papiloma Humano (VPH) puede manifestarse en forma de pequeñas verrugas. También debes estar alerta contra sarpullidos, pues podrías tener alergia a lubricantes, anticonceptivos u otros materiales que han estado en contacto con tu área íntima. El ginecólogo es el médico experto que hará el diagnóstico para que tengas el tratamiento adecuado. 

3.- Mal olor


A estas alturas ya debes conocer el olor de tu zona íntima. Todas las mujeres lo tienen, y si notas que algo huele mal o demasiado fuerte, necesitarás una revisión. Podría ser una horrible infección que, si no la atiendes a tiempo, llegaría a convertirse en una enfermedad más grave que podría atentar contra tu vida.

4.- Molestias al orinar


Otra señal infalible de problemas en la zona íntima. Los tratamientos no son complicados pero sí necesitas la revisión de un experto, ¡nada de automedicarte! Evita usar ‘‘lo que le funcionó a tu amiguita’’. Si no tomamos suficiente agua o si usamos ropa muy ajustada puede surgir una infección. 

5.- Dolor cuando te baja


Muchas mujeres sufren cólicos de vez en cuando y lo ven normal, pero si te hacen ir al hospital, interfieren con tus actividades y hacen de tu período un auténtico infierno, acude al ginecólogo y todo en tu vida volverá a ser bonito. Hay condiciones como la dismenorrea, que provoca menstruación difícil y dolorosa. 

6.- Dolor cuando estás con tu pareja o sangrado después de tener relaciones


También puede ocurrir, y si hablamos de una experiencia que es para disfrutarse, el dolor no es buen síntoma. El dolor puede ser señal de un problema físico y el sangrado, indicar la presencia de una infección o una enfermedad de transmisión sexual. 

7.- Sangrados fuera de tiempo


Si no estás en ‘‘tus días’’ y notas manchas de sangre también es momento de visitar al médico, ya que es señal de enfermedades en el cuello o el interior del útero; incluso podría avisarte sobre un cáncer. En el más simple de los casos pudiera ser una alteración en las hormonas, pero el médico te lo dirá con certeza y te dará el mejor tratamiento. 

Fuera de estas señales, lo recomendable es acudir al ginecólogo por primera vez si tienes problemas con el período o si ya cumpliste un año de ser sexualmente activa. En la consulta el doctor o la doctora revisará tu pecho y la anatomía de tu área íntima, y te preguntará detalles sobre tu período, actividad sexual, antecedente de enfermedades en tu familia, hábitos de higiene y métodos anticonceptivos que has usado o desearías utilizar. 


No olvides las visitas para revisión. Aunque no te sientas mal, consulta al ginecólogo para asegurarte de que todo va bien. Lo ideal es hacerlo por lo menos una vez al año. 

Conoce a tu médico, pregúntale todo lo que se te ocurra y así crearás un ambiente de confianza que facilitará las visitas. Cuida tu salud, para tener una vida larga y libre de enfermedades. 
Recomendados
Recomendados