Lo amarraron y lo tiraron para que muriera de hambre pero un niño lo rescató y hoy luce así


La semana pasada, el plomero Carlos Carrillo y su pequeño hijo caminaban tranquilos por la calle, pues Carlos se dirigía a hacer un servicio; sin embargo, algo a lo lejos llamó la atención del pequeño, quien salió corriendo en esa dirección.

El hecho sucedió en Robstown, Texas. Al llegar al lugar no podían creer lo que estaban viendo sus ojos. 




¨Nosotros no sabíamos que se trataba de un perro. Pensamos que podía ser cualquier cosa, incluyendo una roca. El perro estaba tan inmóvil que era imposible reconocerlo¨. 


¨Sin embargo, decidimos acercarnos, y lo que encontramos es una de las cosas más horribles e inhumanas que he visto a lo largo de mi vida: un pobre cachorro amarrado de los pies, y con el hocico lleno cinta adhesiva. Su viejo dueño lo lo abandonó a su suerte para que muriera de hambre o atacado por otros animales¨.


Inmediatamente el niño y su padre liberaron al cachorro, quien se mostró muy tranquilo y cooperativo, parecía que sabía que esos hombres venían a liberarlo. 

Al llegar al veterinario él les comentó que era imposible saber cuánto tiempo estuvo amarrado el cachorro, pero que a juzgar por su nivel de desnutrición y deshidratación, calculaba que por lo menos estuvo así una semana. 


Después de sanar sus heridas y alimentarlo, el plomero y su hijo lo llevaron a ¨Peewees Pet Adoption¨, un refugio para perros que tiene la política de NO practicar el sacrificio animal.

¨Mira su rostro, él sabe que sobrevivió, sabe que fue salvado. Su felicidad es evidente¨


En general, el examen médico reveló que el perrito estaba bien de salud y no presentaba señales de trauma o lesiones serias. 

Lo que estaba escrito para terminar en tragedia, gracias al destino de un niño y su padre que tuvieron la voluntad de ayudar a un cachorro desamparado, terminó convirtiéndose en una inspiradora historia digna de compartirse. 

Hoy el cachorro encontró una buena familia y vive feliz. Nunca supieron quién fue el cruel individuo que dejó al cachorro amarrado con cinta en la boca. 

Afortunadamente, ese perrito tuvo la suerte de encontrarse con dos hombres de buen corazón. 

Recomendados
Recomendados