7 personas que modificaron su cuerpo para ser un animal. No creerás lo que el #1 hizo


Seguramente tienes algún amigo obsesionado con algún deporte o con una serie de televisión, conocidos que se tatúan logos o nombres de sus bandas o músicos favoritos, o de plano alguien que sea literalmente adicto a los piercings. En pocas palabras: personas obsesionadas con algo. 

Aunque cualquiera podría decir que todo en exceso es malo,  hoy te hablaremos de algunos casos de personas obsesionadas con algo muy extraño: vivir y convertirse en animales. 


¿No lo puedes creer? Espera a conocer sus respectivas historias. Estos son los 7 humanos que dejaron todo por convertirse en animales: 



7.- Tom Peters 


Aunque no lo creas, existen cientos de personas en el mundo que están viviendo una doble vida convirtiéndose en perros después de sus actividades diarias.


Tom Peters es un hombre adulto que se viste de latex y mastica juguetes para perro. Seguramente te imaginarás que Tom es un tipo con alguna enfermedad mental, pero no es cierto. Tiene una vida normal con esposa, trabajo y departamento. 


Por si fuera poco, no es el único ¨hombre-perro¨ que existe. En su ciudad existen otras personas que disfrutan de hacer lo mismo: vivir como si fueran perros. 


No cabe duda de que las actividades de Tom, nos pueden parecer muy extrañas, pero como él dice cuando le preguntan por qué lo hace: “Vestirme y actuar como un perro despeja mi mente del estrés de la vida diaria”. 


6.- Erik Sprague 


Al inicio, Erik era sólo otro entusiasta de los tatuajes y los piercings; sin embargo, con el paso del tiempo decidió que lo que de verdad quería hacer con su vida era convertirse en un lagarto. 


Tatuó en su cuerpo las escamas, se limó los dientes y se operó la lengua. Todo por parecerse a un lagarto de verdad. 


5.- Nicole Leanne


Esta mujer vive como lo hace una yegua la mayor parte del día. Nicole se viste completamente como una y convive con sus propios caballos.


Ella cuenta con un rancho grande con caballerizas, donde una vez al día entra a los corrales y permanece hincada en sus pies y rodillas, fingiendo ser uno más con su grupo de caballos. 


El personal de su rancho tiene la tarea de tratarla de la misma manera que a un caballo, por lo que la cepillan todos los días, y en algunas ocasiones hasta come en el establo. 


4.- Gary Matthews 


Tiene 48 años y cree que es un perro. Se alimenta de croquetas, toma agua en un plato y vive en una casa de madera. Se diseñó un traje de perro que utiliza el 80% del día. 


La razón, dicen quienes lo conocen, es que después de la muerte de su amado perro, Gary entró en una profunda depresión de la que no pudo salir hasta que se convirtió en un perro. 


Hoy vive feliz y no le interesan las críticas, pues cada vez conoce a más personas con ese extraño hábito de vivir como un perro. 

3.- Dennis Avner 


Dennis se hace llamar ¨El Hombre Gato¨, es conocido en todo el mundo, pues ha recibido un sinnúmero de polémicas operaciones quirúrgicas para lograr su cometido de parecer un gato. 


Actualmente, Dennis viaja por todo el mundo mostrando el trabajo que ha logrado con su cuerpo. Los dientes limados y una costosa operación de labios, lo convierten en el único ¨hombre-gato¨ del planeta. 


2.- Thomas Thwaites


Este diseñador inglés estaba muy cansado de vivir en las ciudades del mundo humano, por lo que Thomas decidió vivir una experiencia que lo reconectara con la naturaleza: decidió convertirse en una cabra. 


Diseñó un aparato que le permitió moverse similar a las cabras, para así ser más aceptado por la manada. 


Con su ejemplo y su experiencia, Thomas intentaba demostrar que este mundo es de tanto de los animales como de los humanos. Todos somos una gran familia. 


1.- Rodrigo Braga


Este es el caso más polémico de todos, pues Rodrigo asistió con un cirujano para operar su rostro, juntándolo con el de un perro.


La boca, los ojos, y las orejas fueron integrados de forma permanente al rostro de Rodrigo. 




Después de una larga y dolorosa cirugía, Rodrigo consiguió su objetivo: parecerse a un perro real, sin la necesidad de disfraces. 



Se sabe que después de un tiempo la operación falló, pues el cuerpo de este hombre rechazó las partes de perro que se utilizaron para hacer su transformación. 

Este sí que se tomó en serio lo de convertirse en un perro, nada que ver con esos novatos y sus filtros de Snapchat. 


Recomendados
Recomendados