Mira los 8 tipos de panzas y cómo eliminarlas. Bajar de peso será más fácil


¿Cuántas veces has intentado bajar de peso? Probablemente varias y quizá eres de las que hasta perdió la cuenta porque nada te ha funcionado. Ir a clases de zumba con tus amigas, ponerte las pilas con el famoso insanity o el crossfit, visitar al nutriólogo...bueno, por más que has trabajado no ocurren los cambios que esperas y creemos saber por qué.



Nuevas investigaciones en el tema del peso han revelado que muchas veces esos kilitos de más no se van porque son de un tipo de grasa especial. Para eliminarla es necesario saber qué la provoca y entonces sí, podrás quedar libre de esas horrorosas llantitas. En los siguientes puntos te revelaremos todo sobre los tipos de pancita que no tienen nada que ver que el sobrepeso, sino con malos hábitos de vida y la mejor manera para combatirla, además de lo que puedes hacer si en efecto, el peso es tu problema ¡Te vas a ver mejor que Kim Kardashian y Eiza González!


1.- Pancita por sobrepeso 


Es la más común, ya que la tienen todas las personas con unos kilitos extra. Esto se debe a que comes cosas que contienen mucha azúcar o grasa, pero sobre todo que te excedes con ellas. No tiene nada de malo darse un gustito de vez en cuando, pero si te pasas la báscula y tu ropa te regañan. Si tu metabolismo es lento, deshacerte de ella será mucho más difícil.

Cómo eliminarla  

Recuerda que la clave para bajar de peso de manera efectiva está en comer y hacer ejercicio constante. No tienes que morirte de hambre ni pasar horas en el gimnasio, pero hacerlo parte de tus actividades diarias dará como resultado que esa grasita extra sea eliminada más fácilmente. En el caso de la grasa alimentaria lo único que necesitas es bajarle un poco a los postres y hacer 30 minutos de ejercicio con actividades como salir a caminar o a correr, que es la opción más sencilla.

2. Pancita por estrés 


¿Te estresas o te pones nervioso y automáticamente quieres un chocolate o algo dulce? Lo peor que puedes hacer es ceder a ese antojo, ya que con el paso del tiempo irás acumulando grasa en el abdomen y sus alrededores. Se conoce como grasa abdominal nerviosa  y se origina si te encuentras estresado, ansioso o deprimido, lo que genera que tu cuerpo quiera azúcar en grandes cantidades. Tu estado de ánimo también hace que te saltes comidas, que tu intestino y tu estómago se irriten y que no lleves una alimentación sana. 

Cómo eliminarla

La razón por la que esta es una de la grasas más difíciles de eliminar es porque no permites que tu cuerpo trabaje de forma correcta, debido a que estás estresado. Para lograr esto y matar dos pájaros de un tiro haz alguna actividad que incluya  respiración profunda, como yoga, o bien, si eres un poco más energético, puedes hacer pilates o aeróbicos para reducir el estrés. Al final tendrás hambre, pero nada de dulces. Sustituye ese antojo por una fruta, que contiene azúcares naturales, toma de litro y medio a dos litros de agua natural diariamente y reduce el consumo de grasas, harinas y azúcar. Bebidas como el té de manzanilla te ayudarán a relajarte y no podemos olvidar la importancia de dormir bien ¡nada de desvelarse! Debes descansar entre 6 y 8 horas diariamente. 

3. Grasa en muslos y glúteos

Como cada cuerpo es diferente la distribución de grasa nunca es igual en todos. Tal vez no tienes pancita, pero basta con ver tus muslos y tu trasero para saber adónde se va todo lo que comes. Esta grasa es más común en mujeres que en hombres, y puede ser provocada por muchas cosas, como cambios hormonales de la adolescencia o menopausia.

Cómo eliminarla

El mejor ejercicio que puedes hacer es sentadillas. Éstas no sólo moldearán el área problemática sino que también la harán fuerte, convirtiendo toda esa grasa en músculo. No te olvides de una alimentación balanceada, buen descanso y mucha agua natural para eliminar lo que tu cuerpo no necesite.

4. Pancita por excesos y alergias


Se conoce también como grasa metabólica aterógena ¿Atero...qué? En palabras más sencillas es grasa en el estómago, esto significa que está inflado como si fuera un globo por tus excesos y los alimentos que comes aunque te provoquen alergia pues debilitan tu intestino. Aquí la única parte de tu cuerpo que se hace más grande es el abdomen, todo lo demás sigue igual. También se conoce como ‘pancita chelera’ pues se ganó ese nombre gracias a que una de las principales causas es el exceso de alcohol.

Cómo eliminarla

En este caso la mejor solución es dejar de tomar alcohol por completo y también eliminar de tu dieta alimentos con almidón y productos lácteos. También reduce el consumo de carne roja y alimentos procesados, el pollo, pescado y vegetales serán tus mejores opciones.  Como ejercicio puedes recurrir a las abdominales y caminatas después de comer. 

5. Pancita heredada


¡Maldita herencia! Este tipo de grasa no es necesariamente tu culpa, ya que tiene que ver más con tu genética que con lo que comes. Aun así no puedes culpar a tu familia por todo, ya que si no te cuidas subirás de peso más rápido, eso depende de ti. Una señal de que tienes grasa de este tipo es que constantemente tienes los pies hinchados. 

Cómo eliminarla

Como su nombre lo dice esta grasa tiene que ver con la circulación, así que a moverse. Aquí algo como correr no es recomendable. Puedes tomar una clase de natación o de zumba para crear condición y combinar todo esto con una alimentación balanceada.

6. Pancita de neumático


Esta grasa que también recibe el nombre de “sedentaria”  pues se crea por la falta de ejercicio o actividad física, sobre todo si pasas mucho tiempo sentado o el único ejercicio que haces es levantar el control remoto para cambiar de canal. Los principales alimentos que la provocan son los que contienen mucha azúcar y carbohidratos además de bebidas alcohólicas. 

Cómo eliminarla

¡Mué-ve-te! Cualquier ejercicio ayudará a eliminar la grasa que creaste por pasar horas sentado, lo único que tienes que hacer es elegir tu favorito. Bastará con caminar  media hora todos los días, hacer ejercicios que pongan en movimiento tu abdomen y trasero como abdominales, sentadillas y flexiones, además de comer alimentos ricos en fibras y grasas buenas como las nueces, el aguacate y el salmón. 

7.- Pancita en el vientre bajo


Se origina cuando una mujer acaba de tener un bebé o en personas que han llevado siempre el mismo tipo de alimentación, pues aunque sean alimentos sanos, con la rutina dejan de funcionar algunas de sus propiedades. Otra de las causas puede ser la mala postura, pues andar con la espalda encorvada hace que la pancita se forme y se fortalezca. 

Cómo eliminarla

Lo ideal es que recurras a un circuito de ejercicios como el crossfit o zumba, donde varía la intensidad de los movimientos. Además, una dieta rica en vegetales, fibra y agua será la mejor opción. 

8.- Pancita de mamá 


Es la que surge cuando la pelvis está débil y la mujer se salta varias comidas gracias a sus múltiples ocupaciones como mamá. 

Cómo eliminarla

La mejor manera es comer a tus horas y de forma saludable. Algo rico en grasas buenas como el salmón, muchos vegetales y frutas en lugar de comida chatarra. Como ejercicios se recomiendan mucho los de Kegel, algo que puedes encontrar en rutinas de Barré. No debes descuidar la postura, haz un esfuerzo por caminar con el vientre hacia adentro, será como un ejercicio constante que acostumbrará a tu cuerpo a andar sin pancita. 

¡Ya no hay pretextos! Ahora sí podrás eliminar esa molesta pancita y lucir un cuerpo sano y en forma. No te olvides de que los cambios no se darán de la noche a la mañana, son procesos que llevan tiempo y no bastará con hacer la dieta un tiempo y ya, debes convertir estas sugerencias en un hábito de vida par que los resultados sean permanentes. 


Nutriólogos y expertos en salud han declarado que lo normal es bajar de medio a un kilo por semana, no te presiones por los productos milagrosos que usan tus amigas, ejercicios extremos o píldoras milagrosas, lo natural como las sugerencias que mencionamos anteriormente son el mejor camino para verte y sentirte bien. 
Recomendados
Recomendados