Cambiaron su fiesta de bodas por un viaje alrededor del mundo. LIKE si tú harías lo mismo


La pareja formada por Bernardo de 29 años y Natalia de 28 se conoció durante una fiesta realizada por la facultad de Ingeniería, donde ambos estudiaban durante el año 2009. Desde la primera vez que se vieron se dieron cuenta de que serían el uno para el otro.

En un principio solo podían verse de vez en cuando, ya que sus trabajos los tenían viviendo en diferentes ciudades.  




Pasaron varios meses así hasta que ambos se cansaron y llegaron al acuerdo de que uno de los dos debía dejar su empleo, esto a pesar de los grandes problemas económicos que se viven actualmente en Brasil. 

No podemos negar que para una pareja de enamorados el organizar una fiesta de bodas puede significar algo muy especial, sin embargo, Bernardo y Natalia prefirieron invertir todo ese dinero en cumplir uno de sus más grandes sueños, salir de viaje al estilo “mochilaso", sin darse grandes lujos y sin cargar mucho equipaje. 


Dejaron Brasil únicamente casados por el civil y con un presupuesto que les permitiría viajar hasta por 5 meses. 

Fue la luna de miel con la que ellos siempre soñaron y vivieron una experiencia super especial. 

Cuando partieron su plan era únicamente viajar por el norte de Brasil, pero de pronto decidieron abrir sus fronteras y prefirieron viajar por todo el mundo.


Entre los destinos que visitaron se encuentran países como Tailandia, Vietnam, Portugal, Italia, España, Francia, República Checa, Países Bajos, entre muchos otros.

“Estuvimos conviviendo las 24 horas del día por cinco meses; aprendimos que cada día debía ser un acuerdo entre nosotros. Hicimos amigos y conocimos gente que estaba viajando igual que nosotros, en pareja. También aprendimos a disminuir nuestra ansiedad, disfrutamos de cada lugar, de cada ciudad y país sin preocuparnos por nuestro próximo destino”, dijeron.


Durante su viaje aprendieron mucho y lograron varias metas como pareja.

1.- Autoconocimiento: Gracias al intercambio cultural pudimos comprender mejor de dónde venimos, lo que nos hace diferentes, valiosos y lo que necesitamos mejorar individual y colectivamente.

2.- Respetar las diferencias: Ya que estuvimos conviviendo las 24 horas del día por cinco meses aprendimos a que cada día debía ser un consenso. 

3.- Conocer diferentes culturas: Es enriquecedor poder ver las distintas culturas que existen en el mundo. 

4.- Conocer a otros viajeros: Hicimos amigos y conocimos gente que estaba viajando igual que nosotros en pareja. 

5.- Aprendimos a controlar la ansiedad: Disfrutamos de cada lugar, cada ciudad y país sin preocuparnos de nuestro próximo destino. 

6.- Valorar a la familia y amigos: Cuando estamos cerca no nos damos cuenta del verdadero valor de las personas que nos aman.

7.- Ser agradecidos: Nos encontramos con personas muy sencillas que estaban satisfechas con sus trabajos y la vida que tenían. A pesar de tener tan poco, siempre se les veía felices. 

8.- Cambiamos nuestra forma de ver la vida: El viaje nos hizo madurar y estar más unidos como pareja. 

9.- Traer a casa cinco meses de bellas memorias: Fotografías y diarios guardaron nuestra increíble experiencia por el mundo. 

10.- Viajar ligeros: En todo nuestro viaje solo utilizamos una mochila cada uno.

“Nos amamos y estamos felices de haber vivido esta experiencia única juntos”. 
Recomendados
Recomendados