Mira el truco casero que tu dentista no quiere que sepas. Tus dientes serán perfectos



¿Has tenido problemas para eliminar el sarro de tus dientes? Hoy compartiremos contigo un remedio natural que te ayudará a reducirlo considerablemente, y también los aspectos que debes cuidar para no lastimar tus piezas dentales en el proceso.

Lo primero es saber qué es el sarro. Esa sustancia amarillenta que se adhiere a tus dientes es placa bacteriana, que se ha endurecido por los minerales que contiene; puede aparecer sobre los dientes, al borde de las encías y debajo de ellas. Como es más porosa, absorbe con facilidad otras materias y puede oscurecerse cuando tienes hábitos como fumar, tomar café o consumir bebidas alcohólicas.


La mejor manera de evitarlo es lavarte los dientes por lo menos dos veces al día y usar hilo dental. Pero... ¿y si ya tienes algo de sarro? Aquí te damos algunos remedios naturales que te ayudarán a reducirlo:


1.- Pasta casera


Ingredientes:

1.- 1 cucharada de pasta dental
2.- 2 cucharadas de agua oxigenada
3.- 2 cucharadas de bicarbonato de sodio
4.- 2 cucharadas de agua natural

Cómo funciona:
Para preparar la mezcla revuelve bien todos los ingredientes, con una cuchara de madera, en un recipiente de vidrio. Ya que todo esté bien integrado quedará una crema suave que podrás aplicar en los dientes con un cepillo de cerdas suaves.

Debes cepillar por cinco minutos y después enjuagar muy bien. Para mejores resultados usa este remedio una vez a la semana.

2.- Té natural de limón


Ingredientes:

1.- Jugo de medio limón
2.- Media taza de agua tibia

Cómo funciona:
Revuelve el jugo de limón con el agua; antes de dormir realiza varios enjuagues bucales con la sustancia, por espacio de 3 a 5 minutos. No olvides enjuagarte con agua simple.

Este remedio sólo debes aplicarlo una vez a la semana, porque es un ácido y puede dañar los dientes. Se recomienda hacerlo por la noche, pues el jugo de limón expuesto al sol podría causarte manchas.

3.- Semillas de sésamo


*Puedes conseguirlas en una tienda naturista o botánica
Ingredientes:

Ingredientes:

1.- Un puñado de semillas de sésamo
2.- Un cepillo dental

Cómo funciona:
Mastica las semillas por dos minutos y después, con el cepillo seco frota bien cada diente. No tragues la mezcla; tírala y enjuágate la boca. 

4.- Cepillado de fresa


Ingredientes:

1.- 2 fresas de buen tamaño en rodajas.

Cómo funciona:
Frota las rebanadas de fresa a lo largo y ancho de los dientes por 7 minutos. Por favor, no olvides la parte de atrás. Después enjuágate bien con agua tibia y repite el remedio diariamente antes de dormir. 

5.- Carbón activado


Ingredientes:

1.- Polvo de carbón activado. Puedes encontrarlo en herbolarias o tiendas de productos naturales. 

Cómo funciona:
Cepilla los dientes con este polvo durante un par de minutos. No te asustes por el color oscuro. Una vez que te enjuagues verás que tu dentadura luce más blanca y limpia. 

Recuerda que estos remedios deben aplicarse una vez a la semana, con excepción de las fresas y el carbón activado. Ahora, si tu problema con el sarro es más severo y lo has acumulado por meses o años, es urgente que visites al odontólogo porque esta sustancia puede dañarte dientes, encías y otras áreas de la boca, y tal vez ya te haya causado dolores.


No olvides visitar al dentista cada 6 meses, para revisiones; así podrás identificar cualquier problema a tiempo en lugar de esperar a que sean padecimientos más difíciles, dolorosos y costosos de resolver. También debes cambiar tu cepillo dental cada 3 meses, aproximadamente, y desinfectarlo con frecuencia.

Otra forma de mantener tus dientes libres de sarro es comiendo frutas como manzana y melón, además de verduras de hoja verde, como lechuga y espinaca.
Ahora lo sabes, ¡no hay pretexto para no tener sonrisa de anuncio comercial! 
Recomendados
Recomendados