Los 8 trucos más efectivos para bajar de peso. Es más fácil de lo que piensas


Eso de bajar de peso o mantenerlo estable tiene lo suyo. Para empezar está la dieta, que te hace sudar la gota gorda y después, todas las tentaciones que te rodean y que hacen que cuando menos te des cuenta, subas lo que habías bajado.

Para que eso no te pase, hoy te hablaremos de unos cuantos trucos que te mantendrán en línea, sin que tengas que sufrir torturas extremas como privarte de alimentos deliciosos o medio morirte en el gimnasio. Toma nota:


1.- Opta por porciones pequeñas


Está científicamente comprobado que cuando vemos mucha comida sobre una mesa seguimos comiendo a pesar de estar satisfechos. Para evitar que esto te ocurra, si sales a comer ordena en porciones pequeñas, además usa platos y cucharas chicos para apoyarte.



Si vas a servirte de un gran platón las porciones te ayudarán a moderarte, al igual que si tienes una gran bolsa de frituras. Si tomas sólo un poco podrás saciar tu antojo sin excederte. 

2.- Toma un vaso de agua grande antes de cada comida


Muchas veces nuestro organismo confunde la sed con el hambre y por ello terminamos comiendo de más. Para evitar que esto ocurra los expertos recomiendan tomar un vaso de agua natural grande antes de cada comida, con eso mejorará tu digestión y comerás menos.

3.- Come solo


Claro que es buenísimo cuando tus seres queridos te apoyan cuidando tu dieta, pero la realidad es que si se sientan a comer juntos, terminas consumiendo más porque pasan más tiempo platicando; basta con imaginar las comidas familiares para saber cómo ocurre todo, ¿verdad? La clave está en servirte sólo lo que te vas a comer y disfrutar de la plática. 

4.- ¿Hambre? Elimínala con un delicioso olor 


Una investigación de la Universidad del Sur de California reveló que oler alimentos como una manzana, un plátano o algo de menta, engaña al cerebro y le hace creer que estás comiendo. Esto provoca que tu apetito sea menor y que tu peso no aumente.

5.- Viste de azul


Expertos determinaron que este color ayuda a que sientas menos hambre. Para que tú también disfrutes estos efectos usa mantel azul en tu mesa, servilletas, cubiertos, vasos y platos de ese color. Efecto contrario tienen colores como el rojo y el amarillo, por eso los emplean en los establecimientos de comida rápida. 

6.- Tómate tiempo para saborear cada bocado


Así como de repente es bueno tomar unos minutos para meditar y acomodar tus ideas, saborear cada bocado de tus alimentos hará que comas menos. Analizarás el sabor, el color, la textura y masticarás mejor, lo que ayuda a que comas menos que si lo haces rápidamente. 

7.- No te olvides de un buen desayuno 


Una investigación de la Universidad de Texas demostró que si tomas un buen desayuno, comes menos a lo largo del día, pues tu estómago dura más tiempo satisfecho. Si eres de las personas que no sienten hambre en la mañana, empieza con porciones pequeñas para acostumbrar a tu organismo a comer a esas horas. Después te preguntarás cómo fue que pasaste tanto tiempo sin desayunar adecuadamente. 

8.- Programa tu mente


Así como hay personas que despiertan y lo primero que se dicen a sí mismas es que “será un buen día”, en tu batalla con el peso y la comida, frases como “lo voy a lograr”, “no necesito el postre”, “estoy cerca de mi meta”, “me siento mejor cuando como saludablemente”, entre otras, te ayudarán a que tu cuerpo se programe para comer mejor. 

Recuerda que para mantener un peso saludable debes reducir el consumo de comida chatarra, tomar de uno y medio a dos litros de agua natural diariamente, comer frutas, verduras, y lo menos que puedas de alimentos procesados, además de realizar 30 minutos de actividad física. Verás que todos estos esfuerzos te harán ver increíble. 
Recomendados
Recomendados