Descubren la casa donde creció Jesús y todos están asombrados


La gran mayoría, al menos en América Latina, crecimos escuchando infinidad de historias provenientes de la Biblia, de cómo se formó el mundo y de que Jesús vino a salvarnos a todos. Mucho antes de que en la escuela nos enseñaran la teoría de la evolución, o nos dijeran que una explosión ocasionó la creación del mundo, ya estaba en nuestra mente el chip de que Dios lo creó, y para muchos esa es la verdadera razón por la que existimos.



Aunque desde chicos nos contaron la historia de Jesús, y cada Navidad y cada Semana Santa salen a relucir Belén y Nazaret, poco sabemos de dónde están ubicados, en el mundo actual, los lugares exactos en los que nació y creció.



Apenas hace poco se dio a conocer el sitio en el que se supone creció Jesús, en Nazaret, ahora perteneciente a Israel. Asimismo se reveló que la casa fue construida, en su mayoría, con paredes de piedra y una mezcla de diversos materiales como cal, cemento, arena y agua, mejor conocida como mortero. 


La casa original en la que se cree creció Jesús, la cual fue hecha al costado de una ladera rocosa, fue descubierta en la década de 1880, por monjas pertenecientes al convento de las Hermanas de Nazaret.


Pero no fue sino hasta el 2006 cuando un grupo de arqueólogos liderados por Ken Dark, profesor de la Universidad de Reading, Inglaterra, ratificó que pertenece al primer siglo después de Cristo. Basándose en la creencia de quienes habitaron la construcción siglos después, se tiene la firme creencia de que pudiera tratarse del lugar en el que José y María criaron a su hijo.


Los arqueólogos también descubrieron que siglos después de los tiempos de Jesús, el Imperio Bizantino, que controló y tuvo dominio sobre Nazaret hasta el siglo VII, decoró la casa con mosaicos y construyó sobre ella un templo conocido como Iglesia de la Nutrición para proteger y conservar el lugar. 


Expediciones de las Cruzadas que llegaron a Tierra Santa, en el siglo XII, enviadas por la Iglesia, le hicieron unas reparaciones. Esto fortalece la suposición de que tanto la Iglesia Católica como los bizantinos tenían la fuerte creencia de que este fue el lugar en el que creció Jesucristo. 


En la vivienda fueron encontrados algunos artículos de cocina, como ollas y vasijas de piedra caliza, sin embargo, lo más sorprendente son varios juguetes hechos de madera, para niña y niño, lo que confirma que en esa casa pudieron haber crecido Jesús y su hermanos, o lo que resulta más impactante de acuerdo a la teoría del autor Henry Lincoln, en este lugar fue donde Jesús y María Magdalena vivieron como pareja, donde tuvieron a su hija, la pequeña Sara, antes de la crucifixión y muerte del Mesías.  


El lugar fue abandonado durante mucho tiempo, y más tarde utilizado para explotación de cantera, así como cementerio. Aún es investigado por el equipo de arqueólogos, para recabar mayor información y tener la respuesta a muchas preguntas que han surgido a raíz del controversial descubrimiento.

Independiente de las creencias que se tengan, este hallazgo ha dado mucho de qué hablar en el mundo entero. 
Recomendados
Recomendados