Le regaló un perro a su hija, 2 semanas después ella falleció


Si eres padre, es de vital importancia que leas esta nota, pues trata de una historia verídica que te sacará una lágrima y te llenará de preocupación al leer cómo un padre pierde a su hija de la forma más inocente y “estúpida” que te puedas imaginar. 



Sin duda, para cualquier padre, lo más importante es ver crecer sanos y fuertes a sus hijos, pero ¿te habías puesto a pensar que aquellos que los hace súper felices también podría poner en riesgo sus vidas? De eso se trata esta historia…




Con la única intensión de ver feliz a su hija,  Gerardo y Mariana  decidieron comprar un cachorro para su pequeña Fernanda de tan solo 2 años de edad, pues como casi todos los niños, la bebé presentaba una especial fascinación por los perros.


Sin embargo y pese a que la niña se mostraba encantada con el cachorro, misteriosamente poco más de una semana después de la llegada de la mascota,  Fernanda comenzó a presentar mucha fiebre, vómito y diarrea intensa, misma que la sumió en un cuadro de deshidratación tan fuerte, que la niña tuvo que ser internada de emergencia  a raíz de una peligrosa infección a la que sus padres no le encontraban explicación.  


A pesar de todos los cuidados y lavados que se le practicaron a la menor, desgraciadamente la pequeña falleció 72 horas después de ingresar al hospital.


De acuerdo con los reportes médicos,  Fernanda no solo presentaba leptospirosis, una enfermedad bacteriana que se transmite de forma natural de los animales a los humanos, sino también una fuerte infección causada por la bacteria E. Coli, misma que de acuerdo con la autopsia, la niña  adquirió tras haber ingerido de forma directa materia fecal.


Tal y como lo oyes, la pequeña de dos años, encontró excremento de su mascota e inocentemente se la llevo a la boca, contrayendo así, la enfermedad e infección que le causaron la muerte.


Debido al increíble descuido y tardía atención médica, actualmente Gerardo y Mariana  enfrentan cargos por homicidio culposo, pero ya sean encontrados culpables o inocentes, solo algo es seguro, nada ni nadie  le devolverá la vida a ese pobre angelito que sin saber lo que hacía, encontró la muerte en su propia casa.


Un descuido puede costarle la vida a quien más amas, no te arriesgues, los animales son maravillosos, sin embargo, es importante que si te decides ha cuidar de uno y tienes niños, te asegures de aumentar los cuidados, pues ellos no saben lo que hacen y  el resultado podría ser Fatal.

No lo tomes a la ligera y ante el menor malestar, lleva a tus hijos con un médico especializado, su salud es lo más importante y es tu responsabilidad. 


Un descuido puede costarle la vida a quién más amas. ¡NO te arriesgues! COMPARTE.
Publicado por Badabun en Martes, 5 de septiembre de 2017

Recomendados
Recomendados