10 Propósitos de año nuevo que todos hacen y nunca cumplen


Año Nuevo: Ese bello día en que decimos adiós a los problemas del 2017 y dejamos atrás todo lo que no salió bien para darle la bienvenida al 2018 y con ello, a la oportunidad de realizar nuestros sueños. Y por eso cada 31 de Diciembre a las 12 de la noche brindamos y comemos apresuradamente las preciadas uvas recitando una lista de propósitos para ser mejores personas… 

Pero aceptémoslo… después de las primeras dos semanas de enero todas nuestras esperanzas y buenos deseos se habrán ido por el excusado…





Y sí, tú también te has hecho cada año lo mismo sin obtener ningún resultado. ¡Tranquilo! Te entendemos perfectamente, pues éstos son los propósitos que TODOS hacen, y NUNCA van a cumplir.

10.- No más deudas


Aunque siempre prometemos con todas nuestras fuerzas “no pediré prestado”, para evitar las deudas con los amigos, los padres o con el aterrador banco… sabemos que al final de todo, siempre habrá una nueva televisión curva o un nuevo iPhone que sólo podremos obtener con dinero ajeno.

9.- Dejar de desvelarse 


Desvelarse forma parte de la identidad de todo buen mexicano, aunque es un mal hábito que siempre nos deja completamente agotados y por ello… siempre terminamos durmiendo de más. Y aunque cada año prometamos que “no más fiestas y no más desveladas” las vacaciones de Semana Santa, se interponen en nuestro camino. 

8.- Dejar los vicios 


No hay nada que diga mejor “fiesta” que una buena copita… o unas cuantas copitas… o bueno quizá algunas botellas. Porque ya entrados en calor, siempre da sed de la mala. Así que dejarlo para siempre puede resultar una verdadera tortura.

7.- Estudiar más


Convertir esos “6” en la boleta en “9” o “10” es uno de nuestros principales objetivos cuando somos estudiantes… aunque ponerlo en práctica es mucho más difícil de lo que parece… así que la esperanza de convertirnos en el cerebrito del salón muere rápidamente. Quizá para la otra, debemos proponernos “copiar mejor”.

6.- Ahorrar


Ahorrar se vuelve una misión imposible con todos esos fantásticos productos que lanzan cada año, los celulares nuevos, las salidas con el novio o la novia, los regalos de cumpleaños, los aniversarios, las fiestas patrias y cuándo menos lo esperamos ¡Ya es Navidad otra vez! 

5.- Viajar más seguido 


¡Claro! Para viajar a todos lados como todo un ricachón debemos tener unos cuantos ahorros en nuestra cuenta de banco… o debajo del colchón y eso, nunca va a pasar.  

4.- Ir al gimnasio 


Después de pagar 6 meses por adelantado en el gimnasio convencidos de que “Sí pago antes tendré que ir a fuerza” nos damos cuenta que perder unos pesos es menos doloroso que una rutina de pierna 3 veces a la semana… así que en febrero nos entregamos al amor y a los deliciosos tamales del Día de la Candelaria. 

3.- Comer más saludable 


Todos queremos llevar una vida “fitness” para tener un vientre plano, dejar a un lado la comida chatarra comiendo más vegetales. Pero al poco tiempo volvemos a descubrir los tacos, el pozole y todo tipo de delicias que nos alejan irremediablemente de nuestro objetivo. 

2.- Levantarse temprano 


Ni aunque pongamos mil alarmas cada 10 segundos tenemos la fuerza de voluntad de dejar nuestra deliciosa, cómoda y calientita cama. Porque aunque queremos aprovechar al máximo el día… la idea de abandonar nuestros sueños -literalmente- es simplemente aterradora. 

1.- Bajar de peso 


¿Quién en su sano juicio quiere levantarse a las 6 a.m. para ir al gym antes de clases o del trabajo? ¡No gracias! Aunque al inicio tenemos la buena intención de tener una vida más sana, este ritmo no puede durar ni siquiera un mes. 

En fin, lo único que nos queda decir es ¡FELIZ AÑO 2018!.

Recomendados
Recomendados